KÓBLIC

0
0

Darín es la clave de calidad del nuevo film de Sebastián Borensztein

En ”Un cuento chino”, su segundo largometraje, Sebastián Borensztein logró el concurso de Ricardo Darín para componer a un ser malhumorado y poco sociable. Ahora en “Kóblic”, el actor de “El secreto de sus ojos” compone a un personaje aún más oscuro, al tratarse de un oficial de la Marina que comandaba los temibles vuelos de la muerte en época del Proceso.

Kóblic, extraño nombre para una película argentina, se “escapa” a Colonia Elena, un ficticio pueblo del interior para trabajar para un colega piloteando un avión de fumigación y abandonar su ingrata tarea.

Al principio pasará totalmente desapercibido hasta que Velarde, el corrupto comisario de la localidad encarnado por Oscar Martínez, empiece a sospechar del nuevo vecino.

Pero la situación se complicará cuando el protagonista conozca y frecuente a Nancy, casada con un hombre violento y amigo de Velarde. Inma Cuesta, vista en “Blancanieves” y próximamente en Cannes en Julieta de “Pedro Almodóvar, parece argentina pese a haber nacido en España (Valencia) y según se dice su voz no está doblada. Ella aporta su belleza y naturalidad a la película en un personaje que mucho tiene que ver con el desenlace de la historia.

Mezcla de thriller y western, “Kóblic” sorprende por su credibilidad y buen ritmo aunque algún espectador podrá reprocharle cierta redención del personaje central. Varios “flashbacks” intentan y en parte consiguen justificar el brusco giro del militar.

Hay buena química entre Darín y Cuesta y el duelo entre el primero y el comisario está bien administrado en un crescendo con violento final.

Sin alcanzar el nivel de interpretaciones anteriores (“Nueve reinas”, “El secreto de sus ojos”, “Relatos salvajes”), Darín continúa su notable carrera y es la clave de calidad del nuevo film de Sebastián Borensztein.