Aniversario: hiperrealismo y surrealismo, entrevista con Mariana Sánchez

0
0

La Compañía Circo Negro presenta Aniversario en el Club de Trapecistas Estrella del Centenario. Una boda que no se concreta, acróbatas, malabares, siluetas recortadas sobre un fondo azul, todo nos conduce a un universo mágico y desconocido.

Mariana Sánchez, la directora de la compañía, nos acerca algo más sobre esta original propuesta.

¿Qué es la Compañía Circo Negro?

Es una compañía profesional de artistas circenses que también son acróbatas, bailarines, actores y músicos. Muchos de ellos se formaron como acróbatas en mis clases o en mi escuela, y a partir de conocerlos en ese ámbito, es que yo los convoco para trabajar en mi proyecto. A lo largo de los años, los intérpretes van cambiando; por ejemplo, en esta puesta volvieron dos acróbatas con lo que trabajé hace ocho años en Mandalah.

Aniversario

¿Cuál es el tema o los temas que recorren las obras de la Compañía? ¿Hay alguna temática recurrente?

Trabajamos con imágenes oníricas destinadas al estímulo de los sentidos, buscando ir directo a la emoción sin pasar por la racionalidad. Construimos mundos imaginarios poblados de seres que en esta realidad no existen. Dentro de esos universos, realizamos los números de acrobacia, malabares luminosos, danzas y pequeñas historias con personajes desopilantes.

¿Cómo calificarías la puesta de “Aniversario”? ¿Hay algo surrealista detrás de la propuesta?

La mezcla de lenguajes y mundos que pasa por el onirismo del teatro negro al hiperrealismo de la novia explotando una bomba da una nota surrealista a la puesta.

¿Cuánto de improvisación hubo en los ensayos de la obra?

En cada puesta hay un tiempo de improvisación e investigación. Por la rigurosidad técnica de las coreografías, esas improvisaciones se marcan y comienzan a repetirse. Siempre queda un pequeño margen de creación, sobre todo en las partes teatrales de los personajes ya que se completan con la participación del público, algo que es impredecible y a la vez nutre las escenas de frescura.

¿Cómo trabajaste la obra: hubo un guion previo, alguna idea motivadora, alguna escena que desencadenó el resto?

Para esta puesta la premisa fue combinar lo mejor de distintos espectáculos ya realizados. Armé la estructura pensando en la organización técnica de los números aéreos, el ritmo que quería darle a la función y la capacidad de los intérpretes con que trabajo en esta nueva versión de Aniversario (ya habíamos hecho una en 2014)

En el espectáculo hay una cantante lírica, ¿hay un deseo consciente de mezclar registros, de acercar lo formal y lo informal?

Con Teresa, la cantante, trabajamos juntas hace 15 años, antes de que exista el Circo Negro. En el primer espectáculo de la Compañía, Mamushka, la llamé para que cante cuando yo hacía el número de apertura. Era un día en que ella iba a venir a ver la función, y yo le pedí que se trajese el vestido negro, que la necesitaba para que me acompañe (con un número que ya teníamos montado juntas). Como ella se enamoró del circo y empezó a dejar otras propuestas laborales para comprometerse con el proyecto, se quedó toda la temporada. En la siguiente obra, Mandalah, ya estuvo desde la creación y participó con un personaje que interactuaba a lo largo de la obra y cantaba varias canciones. A partir de ahí siempre estuvo en todas las puestas integrada como alguien más de la compañía; hasta tiene números aéreos porque baja en una hamaca desde el techo.

Sábados 21 h, CLUB DE TRAPECISTAS ESTRELLA DEL CENTENARIO, Ferrari 252, Reservas: 4857-3934 (funciones desde 23/4 al 11/6). Desde mayo (excepto 1 de mayo) funciones los sábados a las 21 y los domingos a las 20.