Entrevista a Mauricio López Fernández y Daniela Vega, director y actriz de “La visita”.

0
70

Se proyecta en MALBA los sabados a las 22 hs el film chileno “La visita” de Mauricio López Fernández, que retrata el regreso de un hijo por la muerte de su padre, ahora convertido en mujer, y el  encuentro con su madre que no quiere reconocer los ojos de su primogénito en aquella joven recién llegada llamada Elena.

Con un excelente trabajo de la actriz transgénero Daniela Vega en quien cae el peso de la película, Mauricio además de abordar la transexualidad indaga en la idiosincrasia sexual y familiar de los sectores más conservadores y machistas.

AF: ¿Mauricio, cómo surge el guión de esta tu ópera prima?

MLF: El guión nació de un corto que hice en la Universidad que tenía mas o menos la misma temática con menos personajes. Recibí una carta de la Fundación Triangulo Cinematográfico después de presentarse en un gran festival de temática LGTB muy importante de Madrid y de la Asociación de Chicas Transexuales de Madrid que me pidieron un largo de este corto porque era una manera de tratar la historia que no habían visto en el cine.

AF: El guión surge de tu imaginación o es algo que conociste o viviste?

MLF: El guión nace de una investigación teórica que hice para la Universidad básicamente sobre la identidad de genero y me tuve que ir moviendo por el mundo de las transexuales, el mundo gay-lésbico tambien.

AF: Hay en la película un niño que observa todo a su alrededor y aún sin entablar un diálogo logra ser el único que percibe aquellos tabúes que de alguna manera son los tabúes de gran parte de la sociedad chilena?

MLF: Exacto. Para mí los personajes que estarían locos son los únicos personajes visionarios de la pelicula y son capaces de ver el futuro y ver en lo que se van a transformar. Es un punto fundamental dentro de la pelicula, cómo la locura de alguna manera es la pureza.

AF: ¿Cómo fue la elección del casting para el personaje de Elena y qué te decidió elegir a Daniela  Vega?

MLF: Con la Dani trabajé con un coordinador de casting y llegué a ella por la música básicamente. Ella canta ópera y me llevó a ver sus canciones. Me pareció muy intrigante este aspecto de la Dani. Nos costó mucho que llegara al vivo. Como que mientras hablaba con ella por telefono cada vez que hablaba me intrigaba más y eso sirvió como motor fundamental para que sea la elegida. La primera vez que hablamos le dije que iba a ser la protagonista de la película y desde el principio se marcó la diferencia.

AF: Los personajes masculinos en la película son  nulos. “La visita” es el retrato de un mundo  de mujeres

MLF: Completamente. Yo vengo de una familia matriarcal terrible. Mi papá trabaja 12 horas al día y no tengo mucho contacto con él, entonces siempre estuve con mi mamá y su familia que está compuesta por mujeres. Me sale escribir historia de mujeres no sabría como escribir historias sobre hombres y mi familia es de tradición oral y todos son relatos de mujeres.

AF: Vos que vivís tu sexualidad  con total  naturalidad en una sociedad tan conservadora, católica  y de doble moral como la chilena, cuál creés que es el camino  para modificarla?

MLF: Ufa. Nos quedan años luz para modificar las cosas en Chile. Yo estudié en la Pontificia Universidad Católica de Chile realización audiovisual. Ellos tuvieron una amplitud de criterio bastante amplia para dejarme hacer mi temática. Igual no fue fácil la escuela para mí. Por suerte soy muy trabajador y metódico entonces no había mucha posibilidad de negarme la pelicula. Si me hubiese rendido en la primera instancia no la hubiera hecho. La Universidad no sabía como se iban a tocar estos temas y si iban a ser muy polémicos. Lo que para mí era natural, para ellos no. Los temas están puestos sobre la mesa pero la mayoría conservadora en Chile, especialmente la Derecha conservadora y tambien la Izquierda se confabulan y que frenan las políticas publicas, como la Unión Civil o la Identidad de Género. Los políticos y los grandes empresarios aun tienen ese medio que aplican a la sociedad.

AF: Daniela, ¿cómo fue la elaboración del personaje de Elena y como espectadora de la película qué les dirías a las Elenas desde tus  propias  vivencias?

DV: El desafío como actriz al crear el personaje de Elena tiene que ver en una diferencia muy marcada en mi lugar como mujer transexual y  la relación con el personaje de Elena. Me di cuenta lo afortunada que era yo al estar parada en un lugar donde podía crear desde el activismo político. El desafío importante fue marcar esta diferencia y no caer en la caricatura de un personaje transexual. El yo saber lo que pasa en un cuerpo transexual, las actuaciones se basan en las miradas y en la presencia del cuerpo en la escena, lo mas complejo es sostener eso. Invocar las emociones sin el texto fue lo más complejo. Y desde mi visión, Elena está en un mundo donde las agresiones son cotidianas, el silencio de su voz está muy marcado por el pseudorespeto de Elena para las otras mujeres de la casa. Ella siente que su femineidad está siendo agredida por las otras mujeres que tienen útero y ovarios y que no entienden que lo femenino o lo masculino son construcciones sociales y que hacen que las personas transexuales que no tienen herramientas sienten que las agresiones son merecidas y que no hay forma de liberarse de esas agresiones (de su madre, de la nana, del dueño de la casa). Pero Siempre hay forma de traducir esas agresiones o de darle una lectura de liberación.

AF: En  ese abrazo final de madre e hija creo que hay  una apuesta tuya a que el amor fundamentalmente levanta todas las barreras

MLF: Para mí el final de la película es representativo: no busca ser más que lo que es, en eso va la pelicula. Son esos gestos de madre que hablan de una aceptación completa

Mauricio, Daniela espero verlos pronto  en Buenos Aires.

Entrevista realizada en 2014 en el Festival de Valdivia 2014, donde La visita participó de la Competencia de Largometrajes chilenos.