“La música forma parte de nuestro ser desde lo más profundo”, Elba Degrossi

0
0

Lucrecia y Teresita son dos hermanas de más de setenta años, docentes jubiladas y solteras. Esa vieja música se ubica en un día que será significativo en la vida de ambas. Charlamos con la autora y directora de la obra, Elba Degrossi, para que nos refiera algo más después del estreno.

Leyendo tu biografía, además de tu extensa trayectoria como actriz, autora y directora, leo que sos Psicóloga. ¿Cómo fue el pasaje de la psicología al teatro?

No hubo tal pasaje porque tanto en mi época de estudiante como en la del ejercicio de ambas profesiones se dio la simultaneidad. Haciendo memoria, creo que mi primera vocación fue la del teatro. Quería ser actriz. En realidad, no conocía otros campos de la profesión teatral. Desde muy chica, tuve inclinación hacia la literatura y el escribir me apasionaba. Mi primer cuento lo escribí a los ocho años.

elba Degrossi

Ahora se da el caso de muchos autores que también son actores y directores, ¿considerás que esto se dio siempre con tanta frecuencia o es un fenómeno que responde a alguna característica de esta época?

Creo que existió desde mucho tiempo atrás. Lope de Vega, Shakespeare y Molière fueron ejemplos de ello. Actualmente, quizás –hipotetizo– la formación teatral, por lo menos en la Argentina, es integral y los campos no están tan diferenciados. El autor se impregna de su obra, la conoce a fondo, le da vida actuando o dirigiéndola. Creo que este fenómeno enriquece el quehacer teatral.

¿Sos de colaborar en las puestas cuando otros directores dirigen las obras que escribís?

Son pocas las veces en que mis obras fueron dirigidas por otros directores. Lo hago si se me pregunta o si lo requieren. Caso contrario, los dejo actuar a su criterio.

¿Más allá del título, qué papel juega la música en esta obra en particular?

La música es una metáfora de aquellas cosas a las que no podemos renunciar y que no nos pueden arrancar de nuestra vida. Lo que forma parte de nuestro ser desde lo más profundo y que necesitamos como el aire que respiramos.

¿Por qué elegiste el 2002 para ambientar Esa vieja música?

No lo hice premeditadamente. Surgió. Sentí que era una época en que a los argentinos se los limitaba y se les iba quitando todo lo que necesitaban para vivir. Dejaban de ser ellos mismos teniendo que renunciar a lo que necesitaban. Un proceso de verdadera castración.

¿Cómo funcionan en la obra los vínculos familiares y lo femenino considerando que las protagonistas son dos hermanas?

Los vínculos de las dos hermanas protagonistas de Esa vieja música son profundos, frustrantes y dolorosos. Los mandatos del deber ser las han dejado desesperanzadas, sobre todo a una de ellas. La otra aún se refugia en un mundo de fantasía para poder sobrevivir.
La construcción de lo femenino se da como una construcción de mandatos tradicionales. La mujer es en cuanto pueda ser amada por un hombre y se empobrece como persona si no existe la mirada masculina. Además, ellas son docentes, una profesión que ha sido desvalorizada. Su identidad social también ha sufrido un cambio transformándolas en fantasmas de lo que fueron.

Ficha técnica Esa vieja música

Funciones: viernes 20.30
TEATRO KORINTHIO
Dirección: Mario Bravo 437
Informes y Reservas: 20728803
Localidades: $180 / Est. y Jub: $120

Duración: 55 minutos