Intruso, cine europeo en @pantallapinamar

0
0

Un joven director sueco, graduado en la escuela de cine de Lodz, Polonia,  Magnus Von Horn (Suecia, 1983) presenta su ópera prima en largometraje en Pinamar.

El director, presente en Argentina para acompañar la proyección y las conferencias de prensa, es un jovencísimo realizador interesado en retratar los vínculos interpersonales y la relación de los ciudadanos comunes con la violencia; es un tema para reflexionar si pensamos en las comunidades de los países nórdicos, que solemos relacionar con altos índices de funcionalidad y confort.

Intruso (The Here After, 2015) presenta la vida de un adolescente que sale de un instituto de reclusión luego de dos años de cumplir una condena e intenta reinsertarse en la vida familiar y comunitaria, regresando a su casa, en un pueblo rural.

El conflicto se presenta de entrada. El joven será rechazado por sus pares en el colegio, a partir de un episodio de violencia de género (asesinato de su ex novia por celos), pero en un contexto que es igual de violento.despertando nuevos conflictos en su propia vida familiar (formada exclusivamente por hombres: padre, hermanito y abuelo). Una furia contenida y expectante irá in crescendo hasta llegar a tomar plenamente al protagonista, quien no encuentra el modo de estar, sobrepasado por la imposibilidad de manejar su ira en un contexto que es igual de violento.

Hay cierto manejo de la imagen ascéptico que se vuelve perturbador, al igual que el manejo del ritmo entre calma y explosiones de violencia. Actoralmente, se destaca la mirada del actor protagonista (Ulrik Munther, quien además es un joven músico famoso en Suecia) para sostener esa inquietud en un pueblo atravesado moralidades, donde no hay posibilidad de perdón ni compasión ninguna.