Corazón silencioso, Bille August en @pantallapinamar

0
0

Se estrenó en Argentina, en el marco de Pantalla Pinamar, Corazón silencioso (Stille hjerte), la última película de Bille August (Virum, Dinamarca, 1948), para afirmar la tradicional presencia de la filmografía danesa en este festival.

Se trata de una propuesta intensa, entre lo más interesante del cine europeo visto aquí hasta ahora, relacionada con la decisión de practicar una eutanasia familiar frente a una madre enferma. La eutanasia es un tópico que ha estado presente en el cine europeo de los últimos tiempos, especialmente en relación con la vejez y la decadencia corporal, como por ejemplo, en la destacada Amour de Michael Haneke.

Así escrito puede leerse como un melodrama con temática contemporánea, pero cuando nos sentamos a verla nos captura una historia de puntos de vista distintos que sostienen razones, con un conflicto fuerte y personajes claros que se van transformando hasta quedar en lugares distintos, modificados por los otros, por el paso del tiempo y por la certeza del final.

Interesantes los diálogos de estos personajes, que además de ir mostrándolos en sus complejidades, permiten sostener a la vez momentos de hondura y de cotidianeidad, miserias y festejos, en lo que comparte una familia.

De un vuelo estético-visual muy cuidado, la historia transcurre en una casa en el campo danés, escenario que pareciera ideal para el encuentro de un mundo de pasiones que se van domesticando, afectando, con una puesta en escena sobria, invernal. Fotografía muy trabajada, y diseño en el mobiliario y los objetos de esa casa, como corresponde, donde la belleza y la armonía de las formas enseña también qué cercanos están el amor y la muerte.