@pantallapinamar: The Meddler (Una madre indiscreta)

0
0

Basaao, según su directora, en las vivencias con su propia madre, entertainment o no, este film nos deja ver a Susan Sarandon lo cual siempre es un placer, porque es una gran actriz que recordamos en films tan emblemáticos como Thelma y Louise.

Esta comedia sobre la relación amorosa entre una madre y su hija, una relación sincera y afectuosa, pero dependiente, y en consecuencia por momentos compulsiva. El tema es que Marnie Minervini no ha terminado aún de hacer el duelo por la muerte de su marido… No tiene una profesión, ni un trabajo, y ha heredado un patrimonio considerable el cual siente en el fondo no merecer.

La hija también está haciendo su duelo, al que se le suma el de un novio que la ha dejado por otra mujer. No obstante, intenta concentrarse en su trabajo y hacer un pequeño guión piloto de TV, para lo cual se muda de Los Ángeles a Nueva York para no sentirse  invadida por su madre a quien también ama.

Paralelamente,  la madre, al no poder demostrar el amor a su hija del modo en que lo necesita hace de madre adoptiva siempre que se lo permitan: es decir da todo su potencial de amor y lo hace con entrega. Mientras, de a poco, se va permitiendo que la vida la sorprenda en su intimidad como mujer.

Este es un film, que trata en clave de comedia, de una de las dependencias más comunes y en apariencia inofensivas, que tienen que ver con las relaciones padres e hijos, un tema que no es menor, ya que la sobreprotección es signo de la inmadurez, y de hecho no se puede vivir la vida de otro, aunque se tengan las mejores intensiones. Así como el abandono, la ausencia o la indiferencia son razones que generan futuros traumas en los hijos. Las dependencias afectivas, es decir el exceso de amor y control, suele ser negativo para todos. Todo esto contado livianamente, con momentos logradamente emotivos, que gustó mucho al público.

Una propuesta entretenida para disfrutar de la sección “La noche americana” de Pantalla Pinamar 2016.