Reseña del libro escrito por Tonatiuh Morales:“El arte del payaso y del clown”

0
1

Tonatiuh Morales es un payaso mexicano, con una larga trayectoria como actor y docente. Obtuvo su título de Licenciado en Comunicación por la UNAM, pero se percató que aquello no era lo suyo y emprendió su viaje cirquero. Fue uno de los primeros en trabajar en el “Circ du Solei”, allá por los tempranos ’80, cuando la compañía era aún callejera. Durante 10 años trabajó y se formó con ellos, haciendo giras y participando activamente de los shows. Luego de esa fructífera experiencia, continuó estudiando y actuando, aquí y allá, en todos los medios posibles, calles, fiestas infantiles, tv, teatro, circo; adquiriendo una vasta experiencia.

Tona o “Panchito Morales”, tal su nombre de guerra, siempre se dedicó también a la docencia. En su filosofía no se concibe la actividad escénica sin educación. Y luego de tantos años, hoy nos brinda un libro, donde volcó todo su conocimiento y experiencia. El texto resulta indispensable para quien quiera conocer el arte del payaso y del clown, pero también para quien quiera consagrar su vida a ese maravilloso arte escénico. Fundamentalmente, el libro de Tonatiuh Morales, es un libro de texto, que viene a llenar un vacío en la bibliografía sobre esta materia.

El libro abarca la cuestión histórica y metodológica y propone una serie de conceptos para la preparación de un espectáculo de esta naturaleza. Es un texto completo, con una importante bibliografía al final, ideal para usar como material en cursos y seminarios, donde enseñen el arte del payaso y del clown. Para aquellos como yo, que poco saben de estas artes, el autor nos advierte que convertirse en un payaso profesional (o alguna de las otras formas actorales), lleva, cuando menos, 10 años. Es una profesión que requiere de una dedicación completa, por lo tanto implica necesariamente que haya pasión. Al humor, evidentemente, hay que tomárselo en serio.

Desde el comienzo se plantea una posición filosófica y ontológica acerca de la comicidad y el humor. Una parada difícil, a la que no le huye, en donde se dimensionan los aspectos centrales de algo que es tan vital para el ser humano. Allí se desmenuzan y analizan los componentes que provocan la risa. Como se trata de formar gente para que haga reír, es esencial conocer esos principios y entender sus axiomas. En definitiva, la hipótesis que está detrás de todo el libro, es que, más allá de las obvias y reconocidas diferencias culturales entre los pueblos, la risa es universal. No hay un sólo ser humano que no tenga la capacidad de reírse; cuando ello sucede es por circunstancias externas, pero aún en las situaciones más extremas surge la risa, incluso como un bálsamo.

La lectura es muy ágil, van apareciendo las temáticas de cada capítulo en forma casi “natural”, es decir el paso de una a otra es casi imperceptible, lo cual es un atributo positivo del escritor y del estilo utilizado. Se percibe, en la concepción general, no sólo la experiencia preparando espectáculos, sino también los años de docencia. El texto refleja esa flexibilidad y brinda los elementos justos para poder aplicar esa misma adaptabilidad en los espectáculos.

Los capítulos repasan la génesis de los personajes, de sus máscaras, del circo. Lo popular en la antigüedad y en la edad media; el circo moderno y la globalización. Luego describe, con tono teórico, a los personajes clásicos: el clown, el augusto y el trampa. Los ubica en la historia, pero también dentro del contexto de las artes escénicas. En los acápites siguientes se repasan las disciplinas indispensables para dominar esta clase de espectáculos. El entrenamiento físico, la expresión corporal, la gesticulación, el malabarismo y las acrobacias. Hay también un apartado para la formación musical. Se dan consejos para realizar los maquillajes y armar un vestuario acorde. Incluso se incursiona en las artes de la magia, mostrando algunos trucos clásicos. Por último se brindan algunos guiones básicos, con su estructura correspondiente; las entradas y las transiciones entre las rutinas a presentar.

Hay dos lecciones básicas que se pueden extraer de este libro. En primer lugar que convertirse en payaso (o clown o augusto o trampa) lleva años, por lo menos 10; que requiere de una gran dedicación y que es una disciplina artística que exige el dominio de muchas artes diferentes, desde la actuación a la música, pasando por la dramaturgia y las artes del circo. En segundo lugar que el camino para llegar a ser un gran payaso depende de uno mismo. Si bien los recursos son importantes, la calidad de un espectáculo depende de los conocimientos de los creadores, de la propia creatividad y de la posibilidad de lograr algo de excelencia a partir de los recursos con que se cuentan. No hay excusas y no hay magia; sólo la dedicación, el esfuerzo y el estudio, garantizan la calidad de cualquier cosa que uno emprenda en la vida.

El libro fue editado por Escenología en coedición con CONACULTA (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes), México. El ISBN es 978-607-455-239-3.