Jorge Leónidas Escudero

1
8

A los 95 años, murió el gran poeta sanjuanino Jorge Leonidas Escudero. Ediciones En Danza publicó hace 5 años la obra completa de Jorge Leónidas Escudero y esto escribá Gabriela Borrelli Azara.Justicia Poética

Pocas oportunidades nos da la poesía de participar de una literal justicia poética. Tal vez por el oxímoron que esa frase lleva en su acción concreta.

Se acaba de publicar la Poesía Completa de Jorge Leónidas Escudero. Ediciones En Danza festejó sus 10 años de compromiso y amor con la poesía argentina con esta publicación y en ese mismo acto regaló a sus lectores una verdadera fiesta de pura poesía.

Escuderito tiene 91 años, publica desde sus 50, financiando él mismo sus libros al margen de los grandes centros y grupos poéticos del país. Estudió agronomía y pasó gran parte de su vida buscando oro en la montaña y cuando le preguntan si prefiere hacer un buen poema o ganar en la ruleta, una sonrisa pícara se escapa por sus labios cuando responde que las dos cosas son importantes. Escudero permaneció escondido décadas, pero sus lectores no.

Estos son los datos que rodean las 777 páginas de su poesía completa. La justicia poética es la aventura de su lectura y poder gozarla toda junta en un solo libro y que ese libro sea el corolario de 10 años de pasión poética.

Escudero es, para sus amigos, Chiquito. Para otros, sólo Leonidas. ¿Y a qué se dedica Escuderito? Saber lo que realmente hace Escudero es desentramar la palabra inhallable que convierte a la poesía en ella misma.

Escudero caza mariposas. Plasma en el papel su belleza y fugacidad. Y con el mismo lápiz que las dibuja, perfora la hoja para ver a través de ella.

?A veces se te asienta
el pájaro famoso de la inspiración
y otras un sapo intuitivo
salta en tu pecho y caza hermosa mariposa?

Escuderito sale a cazar al pájaro creativo, a escuchar el croar del sapo intuitivo, a buscar en el silencio lo indecible, a encontrar la pena que se fue, a decir con las palabras que no alcanzan. Escudero sale a hacer la poesía:

?Tartamudeo hasta que el silencio
se me arrima piadoso y ahí es cuando
cabeceo un adormecimiento propio
de haber llegado a destino?

Ese destino es la búsqueda de la palabra. Y es la búsqueda el eje vertebral de su vida cuando se confunde con su poesía. En esos tiempos dónde Leonidas se internaba en la montaña a buscar oro o quien sabe qué cosa, ejercitaba la búsqueda de una palabra más esquiva que el metal precioso. ¿Cuánta diferencia puede haber entre una bella y justa palabra encontrada, y una piedrita de oro?

O será mi destino perseguir con denuedo
un metal que relumbra cada vez más lejano;
o seré como el humo que tiene la porfía
de buscar hacia arriba y perderse en el viento?

Pura fuerza creativa es la palabra poética de Escudero. Destino de montaña, juego y amigos. No sé está solo en esta búsqueda sino habitados por los otros, otros que allí están en la soledad de la montaña o en el transitar de la exploración. Así es en el bar de Don Douglas dónde se sienta con sus amigos a contar a los amigos muertos, a narrar las historias de los amores desencontrados o describir una buena jugada.

Escudero es uno de las más maravillosos poetas que podemos encontrar por estas latitudes, ha creado para nosotros una forma de decir y hacer poesía singular y cercana, profunda y legible y ha forzado la lengua más allá de la oralidad.

Nun silencio de imágenes vacías
pasó por mi lejanía
y le dije: Ah! Eso es
lo que estaba esperando zazaza

Estamos festejando la publicación de su Poesia Completa. Justicia poética.

Publicado en Leedor el 16-05-2011