La isla mínima, en #espanoramas2016

0
12

Muy interesante película española que ha obtenido numerosos premios, y que por estos días está viéndose en las redes desde los sitios de descarga o vista online que todxs conocemos. Ahora se puede ver en pantalla grande, dentro de la programación del ciclo Espanoramas, un panorama del cine español contemporáneo, muestra que se extenderá del 11 al 24 de febrero, en el Espacio Cine INCAA Gaumont de Ciudad de Buenos Aires.

La isla mínima dirigida por Alberto Rodríguez Librero (Sevilla, 1971), es cine policial negro cuya historia se centra en el crimen de dos hermanas, Estrella y Carmen, de 16 y 15 años respectivamente, en un pueblo de la España sureña, inhóspita y empobrecida.

Los actores Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez son dos policías tan distintos como personales, que viajan de Madrid para aclarar el caso. Antonio de la Torre, el actor que interpreta al padre de las niñas. En el medio, la corrupción, la pobreza, el tema de la trata de niñas, y silencios y complicidades, en un paisaje que la fotografía de la película sabe reconstruir como un elemento clave en la historia que se cuenta. En este sentido, tiene algo de “True Detective”, pero más de “Forbrydelsen” (la danesa, no su remake llana y predecible, “The Killing”), por la oscuridad y los silencios. Y por supuesto, tributa a la madre de todo este estilo que hoy ha explotado en canales y redes, “Twin Peaks”, obviamente. Por su parte, el desierto y la amplitud de las locaciones juega el otro papel clave a la hora de armar los planos que cuentan la historia, que desde el suspenso está perfectamente articulada.

Las vistas aéreas que delimitan terrenos marcan lugar de siembras y cosechas, pero también de lugares perdidos, cerrados hasta la asfixia.  La zona, por acentos locales y paisajes, es la zona andaluza de los estuarios del Guadalquivir, con lo cual el drama lorquiano también flota.

Pero sin dudas lo que hace, desde la trama, a esta película como distinta y muy atractiva  es el cruce con los hechos históricos más trágicos de España en relación ala dictadura de Franco y la mano de obra desocupada de lo que podría ser su propia guerra sucia, tema no tratado en el cine español ni siquiera en el destape que produjo grandes comedias. Quizás en este sentido La Isla Mínima forme parte de un interesante momento en el cual España está pensando su historia reciente, vislumbrando nuevos caminos y buscando otros modos de confrontarse con su crisis.