Fotoperformance de Weiwei como el niño sirio ahogado

0
0

Desde la isla de Lesbos, en Grecia, el polémico artista Ai Weiwei intensifica su trabajo de denuncia, tensionando las relaciones entre práctica artística, accion política y labor humanitaria.

Por un  lado, sostiene desde 2015 un taller de arte para investigar la problemática de los refugiados que eligen este país como una de las puertas de entrada a Europa.

Por otro, ha dado un paso más radical: realizar una fotoperformance yaciendo como el niño sirio Aylan Kurdi, tristemente célebre por ser encontrado ahogado en la costa, cuya foto diera vuelta el mundo.

Estas acciones están en línea con otras decisiones que el artista tomó en estos días, como levantar su exposición en la Faurschou Foundation de Copenhague, para protestar contra la restrictiva medida tomada por el Parlamento Danés dificultando el acceso a refugiados a través de la confiscación de sus bienes como medida resarcitoria.