Crónica de viaje: Scorsese, en París

0
111

¿Qué puede hablar mejor de un cineasta que sus películas? o en todo caso ¿Cómo pensar la muestra de un cineasta no solamente con sus películas? Cuando parece que la respuesta es Nada! tenemos la oportundidad de visitar una muestra como la que la Cinemateca Alemana de Berlin organiza junto con la Cinemateca Francesa en la ciudad de Paris y realmente no podemos dejar de pensar que el cine tiene mucho para aportar a las curadurías extendidias.

 Scorsese está curado en conjunto por Kristina Jaspers, Nils Warnecke, y Mathieu Orlean  y reune en torno a nueve ejes la vida completa de uno de los cineastas más importantes de la cinematografías contemporanea. Todos esos ejes están repletos de fotografías, guiones, dibujos, story boards, trajes, carteles, objetos religiosos, muebles. Es que la exposición se basa principalmente en su propia colección privada en Nueva York, así como la colección de Robert De Niro y Paul Schrader.

Por encima de esos ejes que mencionaba aparecen tres grandes temas: la Crucifixión, La ciudad de Nueva York y la Maestría. Allí se reúne a sus maestros (Hitchcok sin duda) sus modos de hacer, desde la produccion, la filmación y el montaje y la simbología de Cristo crucificado, como tema desde el comienzo de su filmografia resumiendo su formación de católico italiano dentro de la comunidad italiana de la Nueva York de los 50.

Pantallas de distintos tamaños y formatos, colgantes o sobre la pared, atravesando e interrumpiendo el espacio (que es bastante estrecho por cierto) el cine de Scorsese nos invade a través del ataque visual de fragmentos de sus películas, reportajes, planos obsesivos. Todas las etapas de su carrera y de su vida son registradas tambien por una curaduria que atiborró las salas con un sentido de totalidad de la colección original más que de selección preciosista. Parecieron querer ponerlo todo, que nada quedara afuera, sacrificaron, creo, algo de la limpidez o la claridad de la muestra, pero acentuaron la cantidad y la intensidad de una vida cinéfila por excelencia. Objetos e imágenes nos arrecian.

Hay películas especialmente tratadas con abundante documentación o vestuario, el caso de Gangs de Nueva York, Hugo Cabred o El toro salvaje.

Conferencias, visitas guiadas, un catalogo especialmente editado con entrevistas a Harvey Keitel, Sandy Powell (vestuarista de El aviador), a Brigitte Lacombe, Michael Balhaus, su cameraman en jefe.

Y por supuesto una retrospectiva en las salas de la Cinemateca que el publico francés, bien fan del realizador, pudo ver durante un mes y medio entre octubre y noviembre.

La muestra permanece hasta el 14 de febrero, la forma de llegar al edificio de la Cinemateca es bastante dificultosa, alejada del centro de París y con poca señalizacion, pero la exhibición es sumamente disfrutable.

scorsese11


scorsese10

scorsese scorsese2 scorsese3 scorsese4 scorsese5

 

scorsese6


scorsese8 scorsese9