Los deseos

0
47

Virginia es una empresaria exitosa de 40 años; está casada con Martín, un hombre que la ama y con el que comparte buen sexo. Tienen dos hijos que no les traen dificultades, son el orgullo de los padres.

La vida de Virginia flamea el “deber ser” que la sociedad reclama. Sin embargo, ya no le alcanza para ser feliz o, mejor, hay algo que le sobra: su marido. Entonces se debate entre la separación y la familia, pero “un deseo inexplicable por destruirlo todo” la decide. A partir de ahí, comienzan los problemas: la soledad, una demanda laboral, un ex marido obsesivo.

Virginia narra en primera persona sus miedos, inseguridades y vivencias. Su relato es ágil y en algunas escenas, intenso. Por eso es fácil sentir las serpientes que tiene en la panza cuando se angustia, y nos metemos en su cama y nos sentimos en su cuerpo cuando tiene sexo —las imágenes sexuales son fuertes y arriesgadas—; sin embargo, por momentos, nos cuesta entenderla porque Virginia, aunque a veces se cuestione, nos muestra más sus acciones que sus reflexiones. Enuncia sus deseos como si fueran metas que orientan su vida hacia la búsqueda de nuevos sentidos y experiencias. “Estaba esclava de la misma sensación que persistía: deseo de enamorarme, de cambiar de vida, de convertirme en una nueva Virginia”, dice el personaje mientras —como dice Daniel Guebel en la contratapa del libro—“viaja por los cuerpos” y “se hace puré” tratando de eludir la inmensidad de la casa, porque “la vida es distinta a las ilusiones”, se decepciona el personaje. Entonces su exmarido intenta reconducirla hacia el camino de lo conocido, y su mejor amiga, que es la voz conservadora y del sentido común, no siempre puede entenderla. Otras mujeres con distintos perfiles pero con los mismos problemas —la soledad y la desilusión— aparecerán retratadas en la novela, pero a Virginia le costará vincularse y abrirse. Por eso lee y busca en los libros consuelo.

Los deseos es la primera novela de Vivian Dragna. Se trata de una historia de iniciación en la que la autora, con una prosa íntima e incisiva, construye un personaje desprejuiciado en el sexo e ingenuo en el amor, que se anima a desandar estructuras, eludir mandatos y esquivar comodidades, poniendo en crisis cualquier convención.

Dragna, Vivian, Los Deseos, Alto Pogo, Buenos Aires, 2015, 262 pp.