Polite: una obra sobre las fobias cotidianas

0
54

Ganadora del Concurso de Óperas Primas del Centro Cultural Rojas, es una obra divertida sobre las fobias cotidianas de Polite, un personaje que a pesar de sí mismo quiere montar un espectáculo teatral. Toda la trama se va tejiendo y destejiendo en función de este deseo de Polite de hacer música y teatro.

Respecto de la puesta, es simple y concreta, ningún objeto es adorno, ni sobra. La novedad en la escenografía está dada por unas planchuelas imantadas que los mismos actores adhieren en la pared del fondo para cambiar de espacios. Predominan los trazos de las líneas, la tecnología móvil y la comunicación virtual, Pablo Sigal trae un aire fresco a la escena porteña con este antihéroe obstinado a pesar de su inseguridad.

El teatro como concepto es parte del argumento y de la estructura. El personaje principal podría leerse como una versión moderna, graciosa, urbana y emancipada del personaje Kostia de La Gaviota de Antón Chejov, si bien Polite es una obra que está muy lejos del naturalismo de fines del siglo XIX y de las relaciones familiares y sociales que se dan en el clásico, es a partir de su inseguridad que aflora la evidencia de otros miedos materiales de la clase media, los insectos, las enfermedades, las catátrofes, etc., están ahí para ocultar otras cosas. En La gaviota el soporte es el teatro en la casa de campo de la familia, en Polite es una representación con estética documental, un trabajo que se registra así mismo. En las dos obras la representación dentro de la representación sirve como excusa para desnudar las principales emociones de los personajes: el miedo al fracaso artístico.

Ficha técnica

Elenco: Pablo Sigal, Ignacio Sánchez Mestre y Sofía Brito. Asistente de dirección: Tomás Mesa Llauradó. Escenografía: Camila Perez. Dibujos y vestuario: Matías Videla. Diseño de iluminación: Eduardo Pérez Winter. Asistente de iluminación: Mauro Gianera. Producción: Laura Huberman. Asistente de producción: Malena Levy. Fotografía: Luciano Badaracco. Colaborador artístico: Agustín Godoy. Dramaturgia y dirección: Pablo Sigal.