#30MDQFEST Heart of a Dog, de Laurie Anderson

0
37

El Aleph de Laurie

- Publicidad -

“El arte consiste en explicar por sí mismo y a su entorno el sentido de la vida y de la existencia humana. Es decir: explicarle al hombre cuál es el motivo y el objetivo de su existencia en nuestro planeta. O quizá no explicárselo, sino tan sólo enfrentarlo a este interrogante.” Esculpir en el tiempo  Andreí Tarkovsky

“Cada historia de amor es una historia de fantasmas” David Foster Wallace

«Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo»  Ludwig Wittgenstein

Roland Barthes en S/Z comenta sobre el budismo  “a fuerza de ascesis algunos budistas alcanzan a ver un paisaje completo en una haba” yo diría que si cambiamos el haba por los ojos de un Perro (su perro  lolabelle un rat terrier) tendríamos una productiva interpretación de Heart of a Dog  film de Laurie Anderson que a mi manera cerró el Festival de Mar del Plata de este año.

heart-of-a-dog

Todo el film va y viene por el ojo de su perro: amor, miedo, silencio, soledad, arte y muerte. Es un ojo que miramos y que nos mira, es una comunicación visual de doble vía. Cenizas, hierros retorcidos, mujeres, hombres, música y muerte, ese ojo también es testimonio de su tiempo,  ese ojo es el cine.

Un sueño la desvela, la inicia en la creación, en forma de dibujo Anderson nos muestra su parto, su hijo /perro nace sobre  su cuerpo. Ese cuerpo primero dibujado será representado por una voz en off  que nos guiará por 80 minutos entre saberes e imágenes de distintos formatos.

heart-of-a-dog 6

Esa ascesis hace que todo se relacione en una economía conceptual: películas caseras de 8 mm y reproducciones de eventos infantiles con citas a Kierkegaard, el slogan  del Departamento de Seguridad (“Si ves algo, di algo”) post 11S  con el filósofo Ludwig Wittgenstein, su enfermedad con Reagan (“el también tuvo una lesión en la espalda y pudo ser presidente”). Anderson explora  como las dimensiones históricas,  físicas y espirituales  se cruzan en algún punto como las paralelas  de Einstein.

Anderson usa el cine para construir en nosotros una segunda piel, una sensibilidad poblada de amorosos interrogantes ¿Cuál es la conexión entre amor y muerte? ¿El arte es nuestra sanación/salvación? ¿El lenguaje es mi límite?

loulaurie an Loullabie

Anderson logra una película emotiva, compleja,  donde el amor y la muerte se muestran en el mismo barco / conciencia que nos llevará finalmente al puerto de la trascendencia. Poeta, fotógrafa, cineasta, pionera de la música electrónica,  vocalista e instrumentista hace de The Heart of a dog una síntesis, un universo en un haba.

Anderson,  como otra poetisa como Sor Juana Inés de la Cruz, reflexiona sobre como el amor verdadero, ese que trasciende a toda muerte, solo se puede nombrar a través del arte y la mística, por  eso cita al Bardo Thödol (El libro tibetano de los muertos)  texto de preparación en vida para el bien morir.

Corazón de perro es una entrañable despedida pública a sus seres amados: su perro, su madre (a quién en principio dice no amar)  y a su pareja,  el talentosos Lou Reed,  que  aparece fugazmente  jugando a médico en la escena del hospital. El cantante y músico murió hace dos años. Su encantador tema  “Time Turning Around” termina la película,  una película que Anderson dedica a su memoria.

loulaurie

Time turning around https://www.youtube.com/watch?v=iQahAkaSpz4

Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=v37BnyHefnY