El MASP recupera su museografìa de vidrio

0
45

El MASP – Museu de Arte de São Paulo Assis Chateaubriand – exhibe a partir del 10 de diciembre 117 obras del acervo montadas en  los icónicos caballetes de vidrio, la expografía que Lina Bo Bardi (1914-1992) proyectó para la sede del Museo ubicado en la Avenida Paulista, en ciudad de São Paulo, e inaugurada en 1968.

Cubriendo un arco en el tiempo que va desde el siglo IV a.C. hasta los años 2000 y amalgamando las diversas colecciones del Museo, serán distribuidas en el área libre del segundo piso.

También llamados de caballetes de vidrio, los objetos fueron removidos en 1996 y ahora regresan insertados en el contexto de recuperación de las propuestas de la Arquitecta para el MASP. Además de esto, presentan a las generaciones recientes un proyecto expográfico radical que, en los últimos veinte años, persistió en el imaginario del público brasileño e internacional, aunque fue conocido por los visitantes más jóvenes del Museo, solamente por medio de fotos o documentación.

Creado en 1947 por Assis Chateaubriand y Pietro Maria Bardi para guardar la más importante colección de arte europea en el Hemisferio Sur, el MASP estuvo ubicado primeramente en la calle 7 de Abril, antes de establecerse en la sede actual, en la Avenida Paulista. En 1957-58, parte de su acervo fue transferido a la Fundação Armando Alvares Penteado (FAAP), aunque la exposición nunca se abrió para el público. En ambos lugares, Lina Bo Bardi subvirtió la expografía tradicional, no aceptando una narrativa progresiva, lineal y unidireccional para la organización de la colección.  Al asumir la Dirección Artística del MASP, en diciembre pasado, Adriano Pedrosa propuso para 2015 un año de revisión crítica y de retomada de los fundadores originales del Museo, con el objetivo de reevaluar su colección e historia, recuperando la esencia de la propuesta arquitectónica de Bo Bardi para el edificio. Participan del proyecto, como parte del equipo curatorial del Museo, los curadores Tomás Toledo, Luiza Proença y Fernando Oliva. De acuerdo con Adriano Pedrosa, “el año 2015 es una especie de regreso al pasado como punto de partida para encontrar un nuevo camino y programa para el MASP. Se trata de un proceso que tiene en cuenta las largas, profundas y ricas historias del Museo, tanto desde el punto de vista de la colección cuanto de la arquitectura. Así, en este año, rescatamos las más diversas colecciones del Museo, incluso algunas que nunca habían sido presentadas al público, como la colección de los dibujos del Hospital Psiquiátrico Juquery, creados por los pacientes de la institución [Historias de la locura: diseños del Juquery, de 12.6.15 a 11.10.15] y la de los vestidos confeccionados por artistas para Rhodia, en los años 1960 [Arte en la moda: colección MASP Rhodia, de 23.10.15 a 14.2.16]. Del mismo modo, con las colecciones más conocidas por el público, como las del arte de Itália y Francia, focalizamos los archivos del Museo, exhibiendo, al lado de las obras, documentos, fotos, recortes de comentarios en la prensa y correspondencia que les dicen respecto a las mismas, haciendo visibles otras historias sobre ellas, además de la historia del arte tradicional”.

masp

 

 

Compartir
Artículo anteriorSemana del Festival de Cannes en Buenos Aires
Artículo siguienteI Festival de cine nórdico, en la Sala Lugones
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.