Llamas de nitrato

0
31

Con el potente título Llamas de nitrato, el argentino residente en Noruega Mirko Stopar presenta en MALBA este documental que escribe y realiza sobre la producción y hallazgo de la copia de la película La pasión de Juana de Arco de Carl Dreyer. Film de cámara, realizado en Francia en 1928, en los albores del surrealismo cinematográfico, Dreyer es un danés que le otorga todo el misticismo que ninguna otra versión de la historia de la santa francesa tendrá jamas. La maestría de los encuadres y la sensibilidad de los movimientos de cámara, la excelencia de los primeros y primerísimos planos y el estudio de los gestos, los contraluces y la definición de la imagen hacen de La pasión de Juana de Arco una de las grandes obras maestras de todos los tiempos.

En correspondiente blanco y negro, Stopar construye un difícil rompecabezas,  combinando dramatizaciones, algunas pocas fotografías de la época, fragmentos del propio film, e imágenes de archivo. El documental termina siendo ordenado e ilustrativo y si capta algo del misticismo de su criatura lo hace de soslayo.  Aunque las imágenes están cuidadosamente seleccionadas, respondiendo con obediencia a lo expositivo de las voces que van guiando, involuntariamente, tal vez se pueda asociar con el found footage. En todo caso si este juego hubiera sido más explicito la película ganaría en creatividad y contemporaneidad.  Sin aclaración explícita de quiénes son esas voces, sus testimonios parecen querer perderse en el agujero del tiempo, las imágenes borrosas y los juegos en el montaje.

El film de Stopar pone atención, primero, en la obsesión de Dreyer por perfeccionar la densidad dramática de su actriz hasta identificarla enfermizamente con la Juana juzgada y martirizada a los 29 años durante el siglo XV, luego en la vida de Falconetti, desde sus años de esplendor económico, siempre basado en su casamiento con un millonario bastante mayor que ella, hasta su miserable muerte en Buenos Aires a los 54 años; y finalmente en la historia del nitrato que como buena parte del cine del periodo silente sufrió un derrotero de suerte dispar. Aunque muchas de ellas se perdieron, o se alteraron hasta perder el espíritu de su realización original. Los incendios que provocaron la perdida de los primeros negativos no alcanzaron para hacer que la Juana de Arco de Dreyer desapareciera: en un psiquiátrico de Noruega y gracias a la difusión de un incendio en un cine provocado por material nitrato, se halló durante la limpieza de un sótano, una copia que fue restaurada por la Cinemateca Francesa y hoy circula libremente por internet.

El gran mérito de Stopar termina siendo como la mayoría de este tipo de documentales, invitar a asomarse a uno de lo momumentos cinematograficos de la historia del cine.

La pelicula tendrá dos funciones mas en lo que queda de noviembre:
Jueves 12, 19 y 26 de noviembre a las 21:15
en MALBA