“Lo que más me importa es que mi teatro sea honesto”, Lupe Gehrenbeck

0
37

Lupe Gehrenbeck es una de las autoras más representativas del teatro venezolano contemporáneo y presenta en Buenos Aires Gregor Mac Gregor, Rey de los Mosquitos, obra que previamente estuvo en cartel en Caracas, Nueva York y París.

- Publicidad -

Gregor Mc Gregor nació en Escocia pero murió en Venezuela, convertido en héroe patrio luego de librar muchas batallas en la lucha por la independencia de América. En sus andanzas tropicales, inventó un país ?en lo que ahora es Nicaragua?, cuyas tierras vendió a muchos en Europa, y engañó incluso hasta a la Bolsa de Londres. En una charla muy interesante, Lupe nos cuenta algo más de su obra y de su teatro.

Lupe Gehrenbeck 2

¿Por qué elegiste la historia de Gregor Mac Gregor?

Me tentó la venganza: esta vez el sospechoso de robo o estafa, el de mala conducta era un rubio europeo, y no un latino peludo y flojo. La historia de Gregor me brindaba la oportunidad de hurgar en las definiciones a partir de lo que nos diferencia a americanos y europeos. Aunque raza mezclada, somos definitivamente distintos: el europeo es cauto, mira a través del cristal de un pasado que todo lo tiñe; un pasado que tiene un peso y apacigua sus pasiones y sus tiempos. El americano, por el contrario, desarrolla un apetito voraz, cuando apasionado, apuesta a la cantidad de futuro que le ofrece el mundo nuevo, donde todo está por construirse. Por eso es lógico que veamos la vida de forma irremediablemente distinta: somos dos maneras de hacer mundo, dos cosmogonías que no siempre se comprenden. Y hablar de eso, como hablar de cualquier cosa que nos ayude a entendernos, me parece importante.

Más allá de la historia real, la ficción instaura su propia verdad, ¿cuál es esa verdad sobre Mac Gregor que propone tu obra?

El teatro inspirado en el hecho histórico me favorecía con su verdad, de suerte que pude navegar confiada por cuestiones éticas que me parecen de impertérrita utilidad: aun hoy la frágil frontera que separa al filibustero del soñador, el estafador del emprendedor, justifica mucho abuso de poder y paraliza a muchos de los que se atreven a soñar. En tiempos que pareciéramos estar gobernados por una moralidad confusa y engañosa, es sano hacerse preguntas. Eso sí, el juicio final lo dejo en manos de los espectadores.

¿Hay alguna coincidencia temática entre Gregor… y tu producción anterior?

Es mi primera obra inspirada en un hecho histórico, pero no la única. Luego escribí Bolívar coronado, que también está basada en la vida de un hombre que no hizo las cosas de manera habitual: un escritor venezolano de los años 20, el autor de una de las canciones más cantadas en mi país; nunca firmó nada de lo que escribió, que no fue poco. Firmó con más de 600 seudónimos. Mal podríamos aplaudir su enorme capacidad literaria –tanta que fue capaz de vender manuscritos de Teresa de Ávila o de Víctor Hugo, o una antología de 40 poetas bolivianos cada uno con su estilo, como auténticos aunque todos fueron escritos por él?, porque nunca firmó con su nombre. Gregor Mac Gregor y Bolívar Coronado son dos personajes históricos y un mismo tema: la estafa, la relatividad de las aseveraciones que constan en la bibliografía más confiable, y lo que se asume como hecho histórico incuestionable, porque todo depende de quién es el que cuenta, quién es el que inventa, qué normalmente es el que tiene el poder de hacerlo simplemente. El resto de mi dramaturgia transita por problemas que son de hoy, por hablar de mucho de lo intemporal que es lo que va por dentro.

¿Qué es la Directors Unit a la que fuiste invitada a formar parte?

Es un lujo, una oportunidad de crecer, un territorio para investigar en las mejores condiciones. Se trata de que los directores escogidos ahora tendrán el mismo espacio de exploración que han tenido los actores desde los comienzos del Actor Studio. Lo que sea que esté trabajando lo podré desarrollar con los mejores actores que son sus miembros, y exponerlo frente a los mejores directores de la ciudad de Nueva York que serán los que con su opinión e intercambio me permitirán ver más allá de lo que ven mis ojos. Es un gran honor y reconocimiento. Porque el Actor Studio agrupa lo más extraordinario de los talentos dedicados al espectáculo en el mundo.

¿Dónde inscribirías tu teatro: en el realismo, en el realismo mágico, en lo fantástico?

Por hacer un juego de palabras, mi teatro está sembrado en lo real llevado a lo imaginario gracias a la magia del teatro, con la aspiración de que sea fantástico. Pero si me tuviera que definir, diría que lo que más me importa es que mi teatro sea honesto, de manera que tenga resonancia en lo más íntimo y verdadero del espectador que asiste a la ceremonia de hablar de lo que importa, sin que parezca que estamos hablando de cosas importantes, que es justamente lo que hago cuando hago teatro. También debo decir que me interesa hablar desde mi femenino porque creo que las particularidades que nos vienen con el género definen mucho no solo de lo que deseamos, sino de lo que hacemos, miramos, pensamos. Pero más que feminismo, me gusta decir que ejerzo mi alegría de ser mujer. Y por último, he de decir que me asiste el humor del Caribe, que es mi cultura, unas ganas de reír más que de llorar. Pero no me siento cómoda encasillándome con ningún -ismo.

¿Hay algo de la escritura para televisión o para cine que se note en tu escritura teatral, o es el teatro el que influye en los otros dos discursos?

Hay una eficiencia que viene de la televisión, una búsqueda de verdad que viene del teatro y una necesidad de acción que viene del cine. Quiero decir que, si bien son géneros distintos que tienen cada uno exigencias particulares, al momento de escribir, se retro-alimentan, se nutren y se ayudan, cuando se ejercen en un mismo escritor. Dicho de otro modo, escribir una telenovela no ofende al dramaturgo que escribe teatro, sino que por el contrario le ejercita el músculo y lo hace más fuerte.

Gregor Mac Gregor, Rey de los Mosquitos
Viernes 21 h
EL PORTÓN DE SÁNCHEZ
Sánchez de Bustamante 1034
Teléfono: 4863-2848
Entradas: $ 140 / $90 (Desc. a jubilados y estudiantes)