Juan Carlos Distéfano, la importancia de lo que subyace

1
60

_La expresión es lo que me hace conocer y es también lo que descubre quién soy.

- Publicidad -

_Un premio no garantiza nada.

_En el próximo trabajo espero no equivocarme.

_Hay que estudiar mucho la Historia del Arte y ver mucho la obra que se produce.

_No estoy asociado a ningún partido político ni organización.

_Me casé a los 21 años con Griselda (Gambaro), hace 59 años.

_El trabajo plástico tiene que servir para abrir al otro algo para sí mismo. Incluso, aunque no tenga nada que ver con lo que él  piense. D está convencido de que una obra suya puede tener significados opuestos a lo que él piensa para muchas personas. Si bien él da una respuesta a las cosas que nos pasan lo hace sin estratégias, sin manipular hacia una lectura específica a través de la obra sino que deja liberada su llegada al espectador. Le interesa dejar libre la influencia de la obra sobre nosotros.

_El exilio, estar lejos del lugar donde uno nació, es estar lejos siempre de todo. En el exilio lo que hablo se entiende de manera plana, las palabras no tienen espesor para el otro, lo que hay detrás de cada palabra no llega al interlocutor, por el simple motivo de que él no estuvo allí donde se aprendió esa palabra, él desconoce de dónde vienen esas maneras de decir.

 

Distéfano diseñador gráfico.

Dibujando desde pequeñito, a los 4 años fue a tomar clases de dibujo con un vecino del barrio. Allí vio una pintura colgada en la pared que lo impactó. Esa pintura lo marcó, hizo que quisiera ser pintor, quedó resonando en su interior y mucho después, en su adolescencia, a raíz de su amor por el dibujo y la forma sus padres lo hicieron ingresar en la Escuela de Diseño Gráfico para aprender un arte que le garantizara trabajo. Y así fue, al punto de ser exclusivo del Instituto Di Tella y organizar su Departamento de Diseño Gráfico. La síntesis de forma a la que tiene que llegar el pensamiento para realizar diseño gráfico quizás haya contribuido a la contundencia y franqueza de forma que Distéfano ha logrado en sus obras. Fue formidable el impacto que causaron, ya, en los años ’70s.

Distéfano trabaja con resina poliéster y fibra de vidrio.

En 1933 nació Distéfano y nació la resina poliéster. Ésto a él le hace gracia por la empatía que ha tenido con el material desde que lo conoció. Él pintaba a fines de los 60s. Pintar le fascinaba y le fascina hasta el día de hoy  pero en ese entonces buscaba un “algo”, un método, un medio, una práctica que le permitiera hacer confluir el color y la forma de otra manera, fuera de la bidimensión. Cuenta que probablemente se haya sentido identificado con la Nueva Figuración al recorrer con la mirada y con el tacto aquellas pinturas gigantescas, porque allí reconoció cómo un mismo volumen que se contradice con la coloración que lleva (desde un punto de vista clásico) habla de otras cosas que no eran previsibles. Y darse cuenta de ésto lo cautivó. Emilio Renart y Pablo Suárez que ya usaban la resina poliéster, lo ayudaron a entrar en contacto con el material.

 

Distéfano artista 

Distéfano se pregunta acerca de la próxima obra que hará, él dice que ella se va instalando de apoco en su pensamiento y en su hacer hasta que en un momento dado se manifiesta y necesita ser materializada.

Distéfano es modelador, trabaja con la arcilla porque el tacto es algo maravilloso y amoroso. Le gustaría pintar pero no le alcanza el tiempo. El tema, para él, es solamente la primerísima aproximación a la obra. Un tema recurrente a lo largo de su vida, sin proponérselo, han sido ciertos personajes, o mejor dicho, sus posturas. LADENUNCIA, porejemplo, surge naturalmente pero no es su intención hablar de la denuncia en sí.

_Cuando trabajo me concentro en la forma en sí misma, no en lo que representa, sino en la forma misma de la forma. Por supuesto que representa, pero eso subyace. La materia en sí misma tiene que hablar independientemente de lo que representa. Hay que ver por detrás de la figuración y por detrás del tema, si no, no vemos nada.

 

Distéfano, un libro

Una muy lujosa edición realizada por Rubén Fontana se presentó éste año dedicada a las obras realizadas durante toda su vida con excelente material crítico, ilustrativo, y bibliográfico, impreso por Capital Intelectual, España.

 

Juan Carlos Distefano en el Pabellón de Argentina en la 56a Bienal de Venecia se puede visitar hasta el 22 de Noviembre de 2015.

LA REBELDÍA DE LA FORMA es el actual envío de la actual directora de Asuntos Culturales de la Cancillería, Magdalena Faillace, curada por María Teresa Constantin, el historiador del arte José Emilio Burucúa , con montaje de Patricio López Méndez y Federico Fishbarg.

El pabellón es una antigua sala de armas de los Arsenales de la ciudad que conserva los muros de ladrillo y los techos con vigas y es el único que queda intacto según ha contado Paolo Baratta el presidente de la Fundación Bienal de Venecia. Los 500 metros cuadrados del pabellón han sido utilizados con destreza de  diseño estético, conceptual y funcional y una posterior respetuosa realización por lo cual las obras tienen oportunidad de lucirse en todo sus vertientes posibles. Las esculturas, erguidas a nuestro mismo nivel, están ofrecidas para ser sentidas palmo a palmo en lo físico y en lo que las subyace, lo cual es hermoso, ya que ir a lo que vive por detrás de la forma es, sí, un interés de Distéfano, quien sostiene que la materia misma tiene que hablar, incluso por detrás del tema, por detrás de la figuración, y que si no es asi , no estamos viendo nada.

Colecciones privadas y patrimonios de museos como Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires y Museo de Bellas Artes de Houston han colaborado para poder realizar la exhibición. Entre las 23 obras que se han seleccionado se pueden ver:

EMMA TRAVIESA (2015) en homenaje a la monocopia El secreto de Ema, de Lino Enea Spilimergo acerca de las jóvenes prostitutas que van vendiendose y se acaban suicidándose una obra que a la vez a inspirado a Antonio Berni a crear a Ramona Montiel y que Distéfano actualiza en un joven, una Ema travesti por ser más segregados y maltratados aún en éste momento. Un esqueleto como los que hacía Spilimbergo se pliega a la espalda de Emma la arquea hacia atrás, sus músculos conformados por transparencias y ofertas de sexo de los diarios envuelven a Emma.

ACCIÓN DIRECTA (1998) Un hombre atado a un poste de luz eléctrica en cruz, dedicada a la “Crucifixión de San Pedro” de Luca Giordano (1634- 1705) que, justamente, se exhibe en la Academia de Venecia. (Patrimonio del Museo de Bellas Artes de Houston).

LA URPILA en Buenos Aires (2010) Esa emblemática pieza en la que Distéfano rinde homenaje al gran Gómez Cornet. Imagino a una cartonera. El cuadro es similar sólo que ubiqué al Obelisco en vez del árbol. El que brilla surgió del encontrar en el ropero de mi padre cajas con monedas devaluadas. Poner esos brillos inútiles, plásticamente hablando, me gustó.

KINDERSPELEN (2003/6) en homenaje a Juego de niños de Brueghel, donde niños que juegan a lo largo de toda una ciudad a distintos juegos. Y dedicado a Eliana Molinelli, una escultora de Mendoza que generó un programa para producir esculturas con las armas y las municiones que la población entregó al gobierno provincial. Los niños juegan en tenor negro, se incrustan revólveres en el cuerpo uno al otro.

EL MUDO  (1973), TELARAÑA  (1974/5), PROCEDIMIENTO (1972), LOS ILUMINADOS II (2000/2).

Distefano_Romina-Ramos_1_web

 

LA REBELDÍA DE LA FORMA

Exhibición de Juan Carlos Distéfano

56 BIENAL DE VENECIA

PABELLÓN ARGENTINO

Cobertura fotográfica de Romina Ramos