Desde San Pablo, estamos en VideoBrasil.

0
17
El martes 6 de octubre quedò inaugurado en San Pablo el 19 Festival de Arte Contemporáneo Videobrasil cuya curadora y fundadora es Solange Farkas. Un festival ejemplar que nació con el fin de promover el video de regiones no centrales, dando un lugar de importancia a continentes y regiones que necesitaban una nueva visibilidad. El festival se agranó, superó el formato de video monocanal para expandirse y romper con la especificidad de un medio que aun sigue siendo protagonista.
Bajo el eje PANORAMAS DO SUL despliega obras  diversas que incluyen eventos efímeros, performances, seminarios, salas de lectura, zonas de reflexión, encuentros, publicaciones.
Curiosamente este año no se ha seleccionado ninguna obra argentina, En su tradicional sede del SESC la apertura estuvo muy animada con un pùblico internacional y local muy ávido. Se siente el espíritu gozoso que imprime la cultura brasileña. El jueves 8 se abrirá una nueva sede el Galpon VB destinado a conservar permanente el acervo de VIDEBRASIL.
En la apertura Rodolpho Parigi realizò  PRIMERA PERFORMANCE EN VIDEOBRASIL
Fancy en Pyeta segundo ato
El público se enfrentaba a un bellísimo efebo negro recostado en una tarima, casi en el aire y en penumbras. Inmóvil, piel de ébano, musculatura perfecta. Media hora después irrumpió el alter ego del artsta /FANCY VILENCE una especie de drag queen dominatrix, con un gran abanico y una capita que inmediatamente arrojó al piso para dirigirse a la figura yacente, cargaba un inmenso y amenazador anzuelo. Otro cuerpo escultural. Vestía  de  botas negras  de cuero de tacones altísimos, con  transparencias y encajes que revelaban un cuerpo escultural.
Se producía un juego entre una  escultura intemporal en alternancia con un ser hibrido surgido del presente.
Si bien el titulo se  refiere a la iconografía de La Piedad, en escena se desarrollaba un juego de poder, donde estar arriba o abajo implicaba una forma de sujeción, una dialéctica de la violencia contenida que, por momentos, se hizo tremendamente peligrosa. La drag queen blandió el terrible gancho del anzuelo y el hombre se defendió del riesgo inminente. Esta  búsqueda de límite me recordó a las performances de Yoko Ono o de Marina Abramovic.
Rodolpho Parigi es un reconocido pintor, en  esta ocasión las acciones entre los dos protagonistas se congelaban y remitían al formato del tableau vivant, al mismo tiempo que el volumen, los cuerpos, las dermis apelaban al lenguaje de la escultura. Parecía una performance que contenía en si mismo un deseo para la cámara, una nostalgia de videoperformance en búsqueda de distintos encuadres y puntos de vista.
La performance se completaba en el espectador, en el vector de tensión que produce el vivo, y en este sentido la obra tuvo mucha carga emocional y sostuvo su fuerza durante mas de una hora donde las posiciones se habían invertido, lo que estaba arriba ahora estaba abajo.
perfo
perfo1
unnamed
Fotografias: Gabriela Messina