La carpa rosada: ¿nueva capital de la Argentina?

0
12

El 12 de junio de 1987, el Congreso de la Nación sanciona la Ley 23.512 y da inicio oficial a un ambicioso sueño ciudadano: trasladar la Capital Federal “al sur y al frío”, a Viedma y Carmen de Patagones. El 20 de noviembre de 1989, Carlos Menem liquida por decreto al organismo encargado del traslado, dejando al proyecto en un limbo que continúa hasta el día de hoy.

- Publicidad -

28 años después, en este mes de octubre, atravesado por las elecciones presidenciales en el Club Cultural Matienzo en Buenos Aires se levanta la Carpa Rosada: un acampe que activa y archiva una ambición latente de la política argentina: ¿la soberanía, viva, en un pedazo de tela rosada?, ¿el momento fundacional de todo un país contenido en una carpa?

Una carpa rosada declarada Capital de la Argentina; durante un mes, una mesa de camping será sillón de Rivadavia colectivo. Un manifiesto móvil de ciudadanía y soberanía.

A partir del miércoles 14 de octubre a las 18 en Matienschön, Pringles 1249, Buenos Aires. Hasta el 4 de noviembre.

Charlamos con sus curadores Agustín Jais y Daniel Bouix

Alejandra Portela: ¿Cómo surge esta propuesta? Digo, pensando en todo lo que generó “La democracia del simbolo“, la intervención en el Obelisco que hizo leandro Erlich,  el hecho de elegir la carpa parece un hecho bien político. ¿O no?

Agustín Jais y Daniel Bouix :Carpa Rosada” es el tercero de los proyectos seleccionados por convocatoria abierta por Club Cultural Matienzo en 2015. A fines de 2014 abrimos una convocatoria para proyectos expositivos. Recibimos cerca de 200 propuestas, de las cuales elegimos 3; ésta es la última que se exhibe en el año. En todos los casos, apostamos a proyectos concebidos especialmente para la sala de exposición, y que permitieran un desarrollo curatorial junto con nosotros. Es decir que si bien el proyecto ya existía, fue desarrollándose mucho desde que lo seleccionamos a principio de año hasta ahora.

Carpa Rosada había sido presentada en una primera versión en 2014. Sin embargo se trataba de una primera aproximación: la presentación de una carpa. En este caso, elegimos hacerla en octubre, mes de elecciones, y desarrollar la propuesta tanto desde lo conceptual como material, rehaciendo la carpa, profundizando la investigación y uso artístico del archivo, y desarrollando un intenso plan de actividades

Entendimos desde un primer momento que se trataba de un proyecto que cruza los usos artísticos con los usos políticos y ciudadanos del espacio, y de hecho fue lo que más nos interesó: la posibilidad de convertir a Matienschön (que, por definición, sería una sala de arte “privada”) en un espacio social de creación y reflexión sobre lo público, lo común. Por supuesto, tomando como punto de partida la Casa Rosada, “el” símbolo de la capital, la democracia presidencialista, el poder

AP: La idea de reflotar aquella refundación de la capital de la Argentina tiene algo de deseo o plantea alguna crítica?

AJ y DB: Ambos, o ninguno. Más que deseo, desvío o traslado. Más que crítica, diálogo. Carpa Rosada es un ejercicio de historia contrafáctica, una construcción utópica que mira al pasado como un futuro posible. Un sueño frustrado del pasado que regresa como fantasma sacando de contexto el presente y permitiendo prefigurar futuros. Sin embargo, no se trata de un deseo literal en cuanto a la recuperación de la Ley 23512, es decir, de que los artistas y curadores deseemos una Capital argentina en la Patagonia, sino de preguntarnos cómo sería el país si se “desviaran” ciertas construcciones asentadas hace tiempo: los edificios simbólicos de la democracia, la burocracia, las jerarquías, el unitarismo, el presidencialismo, el machismo. También: cómo sería arrojarnos como país al frío y al viento, cómo sería como porteños arrancarnos del centralismo, cómo el nomadismo y la precariedad permite repensar nuestras instituciones.

AP: ¿En qué consisten las obras? Y cuéntenme algo de los artistas que componen la movida.

AJ y DB: Algunas de las obras son:

a) Una carpa rosada construida por los artistas, con algunos elementos de camping necesarios para habitar la sala, como mate cocido. Y una mesa de camping a modo de sillón de rivadavia colectivo y móvil.

b) Un libro sábana con documentación sobre los avatares de la ley 23.512 y el ENTECAP y el proyecto, principalmente desde aspectos legales y urbanísticos.

c) Un conjunto de pasacalles con frases extraídas del spot oficial del proyecto de traslado de la Capital: “Apoyar la idea”, “Cada país tiene el espacio que utiliza”, “Es indispensable crecer”.

d) Un “almanaque tipo carpa” con 12 intervenciones sobre imágenes históricas de distintos tipos de carpas, desde asentamientos indígenas, la fundación de Buenos Aires, campañas militares como la conquista del desierto, hasta la carpa blanca docente y la carpa Qom.

e) Un televisor que comenzará con una selección de videos de archivo, y donde se irán sumando videos a lo largo de los días: videoperformances a cargo de los artistas (una manifestación con los pasacalles en la vía pública; los pies en el río en el día de la lealtad; conferencias de prensa performáticas), y registros de actividades y visitas que ocurran en el marco de la muestra.

Además, habrá un gran conjunto de actividades, algunas planificadas (la agenda completa, en https://www.facebook.com/carparosada), otras más espontáneas (los artistas y curadores pasaremos mucho tiempo habitando la sala e intentaremos trasladar allí la mayor parte de nuestras actividades cotidianas). Algunas de estas actividades incluirán otras obras “materiales”. Como el cierre, donde la muestra será intervenida por otros artistas: Giuliana Kierz, Laura Preger, Lino Divas, Agustín Jais y otros.

En cuanto a los artistas, más allá de sus antecedentes, nos gusta contar que tenemos un vínculo cercano con ellos. Marcos Perearnau fue docente del Club, realizó varias obras aquí (entre ellas “En adelante”, coproducción con Matienzo Artes Escénicas, obra de la que Matienzo editó un dossier crítico), y escribió artículos críticos alrededor de varias exposiciones de Matienschön. En cuanto a Manuel Mensa, es parte del colectivo META Arquitectos, que fue también seleccionado en 2015 en la convocatoria para proyectos expositivos de Matienschön: hizo la instalación “En el muro” en mayo de este año. Por otra parte, Alejandro Simón López es funcionario público, su visión aporta mucho al proyecto.

AP: ¿Qué va a proponer el montaje?

AJ y DB:  Ante todo, convertir la sala en una experiencia habitable (algo que, de distintas maneras, buscamos con casi todas nuestras exposiciones). Será un espacio muy flexible, adaptable a los distintos momentos y dinámicas que tiene la muestra y también a las muchas vidas de Matienzo.

Por otro lado, pretendemos que un primer nivel funcione como un símbolo, capaz de operar a simple vista; pero también dar lugar a lecturas atentas, sobre todo de los materiales de archivo; y, por último, ser capaz de recibir visitas y generar conversaciones.

Concretamente el elemento dominante es la carpa, y nuestra propuesta fue hacer una carpa grande pero verdadera, realmente móvil, para poder instalarse en otro espacio después.

 

AP: El lugar físico es solo el Matienzo o van a territorializar otros espacios?

AJ y DB: Durante la muestra haremos uso de otros espacios, como el río de la plata y la calle, para grabar videos.

Después de la exposición, el proyecto involucra también realizar un acampe en Viedma, con suerte para fin de año. También buscamos operar en el espacio virtual, principalmente las redes sociales. Y quién sabe, con suerte podremos llevar la muestra a otros espacios en el futuro.

Por otra parte se podría decir que vamos a territorializar otros espacios al referenciarlos desde la sala. Como el ciclo “aquellos jueves”, una de las actividades que haremos en el marco de la muestra, con djs y vjs…

carparosada1

AP: Me contaban que hay una redefinición de la misma palabra democracia en esta obra. Eso afecta a la puesta del conjunto?

AJ y DB: Cada uno de los elementos redefine o abre preguntas sobre la democracia.

La mesa de camping, como un sillón de rivadavia colectivo. La carpa, una casa rosada precaria y móvil. Los pasacalles, la palabra del estado recuperada a la vez que exiliada a merced del vacío y el viento. Los handouts, boletines oficiales descartados, obrados de vacíos y reusados por un colectivo de artistas. Etcétera. Sumado a los usos que tendrán la sala y sus elementos: muchas de las reuniones y asambleas de Matienzo se harán en la sala, sentados en la mesa de camping; los artistas llevarán allí las clases que dan en sus talleres, también su actividad como artistas-funcionarios (su vida de oficina frente a la computadora). Artistas y visitantes socializarán en un espacio de arte que se asume como público y político, proponiendo el habitar y el hacer artístico como forma de democracia. Digamos que en conjunto, la lógica del arte invade y desvía la lógica del estado posibilitando prefigurar otras lógicas de lo común.

AP: ¿Qué es la curaduría para Uds?

Antes que nada, hacer que sucedan cosas. Al ser un espacio que da espacio, presupuesto y acompañamiento para crear proyectos experimentales, nuestra actividad es como curadores y también como gestores y productores, todo eso está muy entrelazado. Cada artista y cada proyecto es distinto y requiere que como equipo curatorial nos pongamos en lugares distintos. En este caso la propuesta era fuerte pero requirió y dio lugar a mucha investigación y elaboración conceptual en conjunto. Que es un lugar que reclamamos y disfrutamos mucho; somos artistas, y elegimos trabajar con proyectos que nos permiten ser curadores desde ese lugar también, meternos realmente en la obra. En algunos casos (como éste!), terminamos realizando parte de las obras; también diseñando, comunicando, buscando financiamiento, etc. En otros casos, no nos metemos tanto en el corazón de la idea, pero trabajamos para aportar valor, “sacarle el jugo” decimos mucho: armamos publicaciones, visitas guiadas, talleres y otras activaciones alrededor de cada muestra, tratamos de generar cruces con las otras áreas y movimientos que suceden en Matienzo, de generar redes hacia afuera, de itinerar las exposiciones, de generar nuevas oportunidades. Digamos que nos asociamos con los artistas para hacer que las cosas puedan suceder y de la mejor manera.

Por otra parte Matienschön, al estar en el Club Cultural Matienzo, es un espacio con dinámicas y públicos muy particulares. Que, por experiencia, conocemos muy bien; desde ahí podemos ayudar a conducir los proyectos ajustándolos lo mejor posible a ese contexto.

Por último, entendemos la curaduría como un proceso colectivo. Siempre conformamos sub-equipos para cada muestra, y dialogamos mucho en la reunión general de matienschön sobre cada proyecto. La curaduría es para nosotros un proceso de intercambio y aprendizaje, en muchos sentidos matienschön es una escuela. Somos jóvenes y aprendemos mucho con cada persona y proyecto con el que nos vinculamos.

carpa

AP: ¿En qué lugar del campo artistico se sienten?

AJ y DB:  Matienschön es un proyecto de arte joven. Nos sentimos parte de una generación creciente de espacios jóvenes creados por artistas; primos menores de aquellos surgidos luego de la crisis de 2001 y que, como nosotros, nacieron del deseo y encontraron en su identidad la capacidad de satisfacer demandas de su entorno.

También nos sentimos hijos y hermanos de proyectos independientes más allá del circuito de arte contemporáneo: centros culturales, espacios de música (en noviembre haremos una exposición documental sobre Cemento!), editoriales, colectivos de diseño, etc. En pocas palabras, nos sentimos un nodo de una red cada vez más amplia de emprendedores en el campo de la cultura.

Nosotros no somos una galería, no vendemos obras ni representamos artistas; tampoco un centro cultural que meramente presta sus salas para colgar obras. Sí tenemos un flujo de público muy grande, de un abanico mucho más amplio que el que se identifica con el circuito de arte contemporáneo. En muchos casos el público que entra a la sala llega como en un desvío, atraídos por otra cosa del laberinto de estímulos y actividades que es Matienzo, tenemos que lidiar con eso, pero también es muy interesante y tratamos de aprovecharlo.

Nuestra condición como parte de un club cultural hoy nos acerca a algunos interlocutores y nos aleja de otros. Estamos pensando mucho cómo esta condición nos permite (casi que nos obliga) a desarrollar los vínculos entre el arte y la comunidad. Nuestro cuerpo está en el campo artístico en su definición más restringida, pero entendemos que el desafío es extender nuestras patas y meter nuestras narices por fuera, intentar difuminar algunos bordes.

Agenda

JORNADAS CARPA ROSADA
Miércoles 14/10. 18 hs: Jornadas Carpa Rosada: “Reconstrucción. Lectura del fracaso. ¿Qué es una Capital?” Charlan Jorge Francisco Liernur, Carlos La Rosa y Sebastián Abad. / 20 hs: Inaugura la exposición, con mate cocido.

LA TIENDA DE CAMPAÑA
Domingo 25/10, 18 hs.
Seguimos las elecciones fuera del tiempo.

ACAMPAR EN LA CAPITAL
Experiencias de acampe: Carpa Blanca, QOM, Veteranos TOAS. Fecha a confirmar.

QUEER: CARPA ROSADA, CAPITAL DEL GÉNERO. Una charla, mucha tela para cortar. Sin fecha aún.
NOCHES DE CASSETTES / FOGÓN
Viernes 16, 23 y 30/10, 22 hs. Colecta y escucha musical de aspiraciones olvidadas.

CUENTOS DE TERROR
Sábado 31/10, 23 hs. Nos encerramos en la carpa para celebrar Halloween contando cuentos de terror (político).

EL MAPIN’ DEL BICENTENARIO
La fiesta de la ficción ciudadana: un mapping de mapas sobre la Carpa Rosada. Fecha a confirmar.

Y más actividades todos los días.