Misión rescate

0
32

El veterano director de “Alien” y “Gladiador” vuelve en gran forma

El inglés Ridley Scott empezó a filmar tardíamente a los 40 años y con casi el doble de edad sigue haciéndolo, siendo “Misión rescate” (“The Martian”) su más reciente y destacada producción.

Casi seguramente por casualidad, en los últimos días, los medios gráficos y electrónicos del mundo comentaron ampliamente el anuncio de la NASA de la probable existencia de trazas de agua en el planeta rojo, ayudando sin querer a la difusión de la película.

Al durar casi dos horas y media, el film se toma su tiempo para plantear en los primeros treinta minutos la dramática situación que se produce cuando uno de los seis tripulantes de la misión a Marte no logra regresar a la nave que los trajo. Una fuerte tormenta (o como se denomine tal fenómeno en otro planeta) deja “varado” a Mark Watney (Matt Damon) en el planeta rojo mientras sus compañeros logran despegar y regresar a la nave “Hermes” para volver a tierra. Lo que la comandante Lewis (Jessica Chastain) y el resto de la tripulación ignoran es que Mark no ha muerto y que, con el poco oxígeno que le queda, logrará llegar a la base presurizada donde residían.

Tras la larga introducción, al que se verá durante buena parte de las casi dos horas que faltan de la proyección es a Mark quien “nos dirá” que no piensa morir en Marte. En sus propias palabras nos dirá “Fuck You Mars” y “por suerte soy botánico”. Y aquí estará gran parte de la clave de su supervivencia ya que logrará plantar papas, usando sus propios excrementos como fertilizante (esto suena peor de lo que se ve visualmente!).

Pero no sólo de “papas” vive el hombre y para los que como este cronista conocen algo de química parece verosímil la generación de agua que se le ocurre a partir de la “Hidrazina”. El otro recurso necesario es la energía y aquí Mark nos hace otra declaración cuando decide usar el plutonio del que dispone afirmando que corre el riesgo de que “la leyes de la Termodinámica me maten”.

Pero estimado espectador vale aclarar que la película no es un tratado científico y que uno de sus grandes méritos es que no aburre en ningún momento. Por supuesto surgirán muchos imprevistos y no se trata de revelarlos en esta nota.

La banda musical es muy rica en temas de los ´70 sobre todo británicos como lo es su director, quien seguramente los eligió. Entre estos cabe mencionar algunos que deleitaron a quien esto escribe en el momento de su aparición: “Waterloo” (ABBA), “Love Train” (O’JAYS), “Rock the Boat” (HUES CORPORATION) y el inevitable “Live on Mars?” (DAVID BOWIE).

Además de los ya mencionados Damon y Chastain, se lucen entre otros Jeff Daniels como el jefe de la NASA, quien sigue desde tierra el dramático intento de rescate, Michael Peña, Kate Mara y Sebastian Stan como otros tripulantes además de Sean Bean y Chiwetel Ejiofor.

Imponente regreso y en gran forma de Ridley Scott, entre cuya filmografía están los inolvidables “Alien”, “Blade Runner” y “Gladiador”.