Trinh T. Minh-Ha: un verdadero Cine migrante

0
17

El Festival de cine Migrante ha tenido varias visitas destacadas  entre ellas la directora vietnamita Trinh T. Minh-ha que ha venido a mostrar en forma retrospectiva films como Reassemblage, Night Passage, The Fourth Dimension y A Tale of Love.

Interesados en conversar con ella, desde Leedor le realizamos esta entrevista.

Minh nos recibe cálidamente,  se la nota sencilla y sensible y muy predispuesta y entusiasta a todas nuestras requisitorias periodísticas.

LZ: Hola Minh, primero gracias por la entrevista y ya te podemos ir hacer la primera pregunta, ¿Qué tipo de vinculo tiene el registro documental en tus films?

T: Para mí no existe el género documental o el género de ficción, un film es un film. Si podemos hablar que existen dos movimientos, cuando nosotros vamos al mundo allí estamos frente a un documental o cuando dejamos que el mundo ingrese en uno allí estamos ante la ficción. Cuando miro un documental lo miro con la perspectiva de la ficción y cuando miro una ficción lo hago como si fuera un documental, por eso no trabajo desde las marcaciones de los géneros,  es el proceso creativo, el proceso de construcción del film el que  determina hacia qué tipo de movimiento  se dirige.

LZ: Yendo a otro tema, observamos que es de remarcar la presencia de la sensualidad en tus films  ¿Cómo funciona?

T: Creo que hago películas para todo tipo de públicos, están los que buscan  sentido, ideas y los que quieren vivir una experiencia,  mi film Naked Spaces  dura poco más de dos horas que pueden ser una tortura para que aquellos que van en búsqueda de un mensaje pero para aquellos que buscan una experiencia, es un viaje sensorial por distintos ritmos africanos.
Un amigo mío Senegalés me dijo “¿Querés que los occidentales sepan cómo se vive en Africa de la manera en que vos la retratas en tus films? Debes encerrarlos en una habitación y pasar tu film unas doce veces” es decir que lo que tenemos que generar en el espectador es paciencia y generosidad porque sino es imposible que puedan experimentar lo que ven ya que están atravesados por el ritmo alucinado y vertiginoso que se vive en la ciudad y eso atenta a que no tolere otro ritmo visual que aquel que ya lleva adentro.

LZ: Tu cine siempre está siempre en movimiento no solo por la dinámica interna de cada film sino por los distintos territorios en los que has filmado, es un verdadero Cine Migrante (sonrisas). ¿Hay una poesía visual del movimiento?

T: Primero habría que diferenciar entre movimiento y tiempo.  Una película puede  ser  muy quieta, muy lenta  pero puede retratar cabalmente la experiencia  del paso del tiempo. En cuanto a la poesía, para mí  tiene dos elementos uno es el elemento musical que se integra a lo visual  que pasa del oído al ojo, lo mismo pasa con el idioma si lo llenamos de música, así trabajo yo en la dimensión verbal de las películas y el segundo elemento de la poesía es el ritmo, uno puede sentarse delante de una película y sentir que no tiene ritmo.
El ritmo no es una cuestión meramente estética sino también política. Cuando los afroamericanos hablan en EEUU, cuando ellos te saludan lo hacen con un ritmo que los diferencia y los conforma. En mi películas trabajo con esa idea de ritmo.

LZ: a diferencia del cine occidental en general que achata los sentidos y los pone al servicio del ojo, tu  cine busca que todos los sentidos aparezcan sin ninguno como dominante, independientes, claramente identificables.

T: Me pone muy contenta ese comentario porque  yo creo que todos los aspectos tanto el visual como el textual el dialogo la música y hasta el silencio (porque el silencio también es parte de ese paisaje sonoro) son como hilos conductores que yo trabajo en paralelo sin que ninguno sea dominante, a veces editamos la parte visual en función del sonido, a veces los contrario, editamos el sonido en función de lo visual, por eso en general trabajo de forma muy distinta al  cine comercial.
Mi forma de filmar hace que tenga problemas con los sponsors que me dicen ¿De que trata el film?  ¿Tenes algún guión?  ¿Cuál es la idea? Qué texto tiene?  (pausa y risas)  Yo a veces tengo notas, fragmentos filmados, fragmentos de sonido pero hasta que no lo completo la película no está terminada para mostrar.

LZ: En Tale of Love es a través de la narración sensorial de una mujer vietnamita donde aparece sutilmente la historia misma de  Vietnam. ¿Cómo se conjuga historia y ficción?

T:  Cuando se estrenó en Nueva York  Surname Viet Give Name Nam un hombre presente en la sala estaba muy molesto y comenzó a gritar qué necesidad había de hacer una películas sobre mujeres vietnamitas  con todo el sufrimiento que había para  mostrar de la historia de Vietnam y las mujeres en el recinto le dijeron ¡Callate! Pero yo le dije que no, que él tiene que poder hacer la misma pregunta cuando vaya a ver una película sobre Vietnam hecha por hombres, porque hacer una películas sobre hombres cuando hay tanto sufrimiento para contar, es decir que desde la mujer también contamos la historia de Vietnam de una manera diferente a  como la cuentan los hombres.
En Tale of Love la mujer lleva la historia en su cuerpo por eso se viste de manera diferente porque cada ropa refiere a las distintas etapas históricas de la historia de Vietnam tanto la colonial como la revolucionaria.

LZ: ¿Cómo está hoy Vietnam?

T: Acabo de terminar un film que no llego a mostrar en este Festival que se llama Forgetting Vietnam (Olvidando a Vietnam) donde se muestra que hoy hay muchos turistas que van a Vietnam para ver cosas distintas de lo que saben  de Vietnam y en Vietnam tratan de ocultar el pasado de Vietnam. Hay un poeta vietnamita que dice “si queres olvidar algo tenes que recordar exactamente lo que queres olvidar” Quiero recordar la guerra sin mostrar imágenes de la guerra, como una ruptura de la forma tradicional y documental en que hablamos y mostramos la guerra.

20150917_172323