La flauta mágica, Wolfang Amadeus Mozart

0
20

Hoy a las 20.30 será la última función de La flauta mágica de Wolfang Amadeus Mozart, que forma parte de la Temporada de Ópera independiente en el teatro Empire (Hipólito Yrigoyen 1934).

Con la dirección general y artística de Graciela de Gyldenfeldt, la dirección musical de Cristian Piedrahita, y la dirección de escena y la regie de Diego Cosin, este espectáculo se disfruta desde la puesta hasta las voces y la actuación.

El príncipe Tamino deberá rescatar a Pamina, secuestrada por Sarastro. Ayudado por Papageno, ambos iniciarán el camino para encontrar a la hija de la Reina de la Noche. En un viaje lleno de pruebas y de los consiguientes aprendizajes, los dos protagonistas masculinos encontrarán el amor y la sabiduría.

Sin ninguna duda, hablar de Mozart es hablar de música en un sentido completo, es emocionarse con cada compás y vibrar frente a un hecho estético perfecto. En este caso, además, se agregan una historia fantástica con una simbología que transforma el mensaje en algo universal.

Hablando específicamente de la función del sábado (la obra cuenta con dos elencos) fue muy bueno el desempeño de los intérpretes, entre los que sobresalieron Mariano Gladic (Papageno), Constanza Díaz Falú (Reina de la Noche) y Natalia Bereskyj (Pamina). Jonatan Yones (Tamino), Roberta Della Monica, María Malva Celestino y Daniela Prado (las tres asistentes de la Reina de la Noche), más Lucía Alonso, Rocío Alanis y Elisa Gärtner (los tres niños) son otras de las figuras que se destacaron dentro de un conjunto de cantantes notables y talentosos, y de una orquesta de jóvenes que se desempeñó de manera impecable.

Más allá de las excelentes voces y del agregado de buenas actuaciones, hay que mencionar la puesta de Diego Cosin. Con algunos elementos que actualizan las situaciones propuestas por Mozart (la caracterización de los niños como adolescentes de nuestra época o ciertos gestos que identificamos como muy nuestros), la puesta escapa a la solemnidad que solemos atribuirle a la ópera y permite la llegada a un público amplio ya sea conocedor del género o no.

Por último, la proyección que acompaña la obra da profundidad a la escena, crea una atmósfera de relato maravilloso y colabora con la verosimilitud de la historia.

Cantantes líricos y músicos profesionales que por propia decisión se apartaron de los circuitos comerciales nos acercan su Temporada de Ópera 2015 en el Teatro Empire (Hipólito Yrigoyen 1934): La Bohème, Orfeo en los infiernos, El murciélago, La flauta mágica, Carmen son algunas de las óperas que podrán disfrutarse desde ahora y hasta fin de año.

Elenco

Tamino: Jonatan Yones (27.8, 29.7)
Diego Loyola (1.9)
Papageno: Luis de Gyldenfeldt (27.8 y 1.9) Mariano Gladic (29.8)
Pamina: María Inés Cóspito (27.8)
Natalia Bereskyj (29.8 y 1°.9)
Königin der Nacht (Reina de la Noche): Constanza Diaz Falú (27.8, 29.8) Marisa Provenzano (1.9)
Sarastro: Claudio Rotella (27.8, 29.8 y 1°.9)
Papagena: Natalia Bereskyj (27.8)
María Inés Cóspito (29.8 y 1°.9.)
Monostatos: Fernando de Gyldenfeldt ( 27.8 y 29.8) Gustavo Oliva ( 1.9)
Director musical: Cristian Piedrahita
Dirección de escena y regie: Diego Cosin
Dirección general y artística – Producción Ejecutiva: Graciela de Gyldenfeldt
Orquesta: alumnos de las carreras de cuerda del UNA
Coro: en colaboración con Ópera Festival B.A.
Pianista y Mtra. interna: Mtra. Gabriela Battipede

Más sobre Temporada de Ópera 2015 en “Innovar es una necesidad”

No hay comentarios