Hoy 19 hs el Palacio Barolo celebra su aniversario

0
35

El Palacio Barolo celebra su 92° aniversario con un concierto gratuito

El emblemático edificio festejará con un concierto de “Por Argentina Incondicionales Siempre” (P.A.I.S.), elenco de cantantes e instrumentistas de la Ciudad de Buenos Aires que recrea música popular, folclórica y étnica nacional y americana, en diversas formaciones vocales.

Los temas de P.A.I.S. serán cantados tanto a capella como acompañandos de diversos instrumentos, tales como guitarra, bombo, caja chayera, charango, flauta traversa, flauta dulce y percusión, ejecutados por instrumentistas propios e invitados.

La cita será a las 19 en punto, en Avenida de Mayo 1370. El público podrá ingresar al palacio en visita guiada, luego del concierto, para admirar una obra única en su estilo, plagado de símbolos masónicos.

Construido entre 1919 y 1923 por el arquitecto italiano Mario Palanti y declarado Monumento Histórico Nacional en 1997, fue el más alto de la ciudad de Buenos Aires y de América del Sur hasta 1935, cuando resultó desplazado por el Kavanagh.

Palanti lo construyó a pedido del empresario textil Luis Barolo, y diseñó personalmente los picaportes, las lámparas y hasta las jaulas de los ascensores. Su propietario tuvo en mente utilizar tres pisos y alquilar los demás. Hoy, funciona como un edificio de oficinas con 520 locales.

La estructura está llena de analogías y referencias a la Divina Comedia, motivadas por la admiración que su creador profesaba por Dante Alighieri y porque tanto Barolo y como Palanti soñaban con poder trasladar los restos del poeta a ese edificio, que funcionaría como mausoleo, algo que finalmente nunca ocurrió.

El Palacio tiene tres partes, al igual que la obra de Dante: Infierno, Purgatorio y Paraíso. La planta baja y los dos subsuelos representan el Infierno; el Purgatorio se desarrolla desde el piso 1 al 14 y cada dos pisos se representa uno de los siete pecados capitales. El Paraíso se ubica en la torre del edificio, desde el piso 14 al 22. Tiene 8 pisos, por los 8 cuerpos celestes del sistema solar del Dante: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter, Saturno y las Estrellas.

El círculo se asocia a la perfección y el edificio está repleto de formas curvas que cumplen con la relación pitagórica que determina el número Pi (3,14); dicha relación se da en la división original del acceso mediante los ascensores: 22 pisos, dividido por 7 ascensores, da exactamente 3,14.

Palanti había previsto que, de lograr traer los restos del Dante, esto descansarían bajo la bóveda central, en la planta baja del pasaje y para esto creó una estatua de bronce de 1,50 metros de altura, llamada Ascensión, que representaba el espíritu del poeta apoyado sobre un cóndor que lo llevaba al Paraíso. Pero Ascención fue robada y actualmente se encuentra una réplica, que fue donada en 2010. Y los restos del Dante nunca se movieron de Europa.

El faro, ubicado en el último nivel del Paraíso, representa a los Nueve Coros Angelicales y sobre él está la constelación de la Cruz del Sur que se alinea con el eje del Barolo en los primeros días de junio, a las 19.45.

Palanti pretendía enmarcar lumínicamente el acceso a la desembocadura del Río de la Plata, como bienvenida a los visitantes extranjeros que llegaban en barco desde el Atlántico.

Por eso construyó un edificio gemelo, el Palacio Salvo, ubicado en la Avenida 18 de Julio de Montevideo, Uruguay. Tanto en el Barolo como en el Salvo se irguieron cúpulas robustas para soportar 300.000 bujías cada una, que en ocasiones especiales tendrían la posibilidad de dar mensajes a la sociedad. Aquí, una de esas ocasiones se dio el 14 de septiembre de 1923, cuando el faro del Barolo anunció el resultado del combate que el boxeador argentino Luis Ángel Firpo y el norteamericano Jack Dempsey disputaron en Nueva York por el título mundial de los pesados.

El 25 de septiembre de 2009 el faro volvió a funcionar proyectando un haz de luz sobre la ciudad de Buenos Aires como anticipo de los festejos del Bicentenario y los 25 de cada mes iluminó durante media hora el cielo nocturno porteño, hasta el 25 de mayo de 2010.

La estructura tiene 100 metros hasta la punta del faro, igual que el número de cantos que tiene la Divina Comedia; y 22 pisos, como las estrofas de los versos de esa obra.

La construcción para su época fue una gran innovación por el uso artístico del hormigón armado dentro de un peculiar estilo ecléctico, neorromántico, con reminiscencias del gótico y especialmente del arte islámico de la India, específicamente de la región de Budanishar.

Para la obra se utilizaron 650.000 kilos de hierro, 1.500.000 de ladrillos, 4.200 m2 de cemento armado, 8.200 m2 de mampostería y 70.000 bolsas de portland; y todos los materiales decorativos fueron importados, como por ejemplo el mármol de Carrara utilizado para los revestimientos.

Fuente: Telam

Compartir
Artículo anteriorEl encuentro. Sobre APARECIDA de Marta Dillon
Artículo siguiente“El equipo hace posible que el trabajo esté vivo y avance”, Jorge Costa
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.

No hay comentarios