Positivismo Mágico: Adriana Bustos en Liprandi

0
53

En línea y continuando la investigación visual del trabajo presentado en la II Bienal de Montevideo, Imago Mundi, Adriana Bustos exhibe en la Galería Ignacio Liprandi una serie de trabajos donde interconecta plásticamente el entrecruzamiento de sus lecturas teóricas, su práctica de pintora y dibujante y todo su universo conceptual y poético, enlazados en un sistema de obra que es único en el panorama de artistas de Argentina. No exageramos si sostenemos que el hacer de esta artista está entre los dos o tres nombres más interesantes del campo regional.

Imago Mundi XIV. Positivismo magico, 2015
Imago Mundi XIV. Positivismo magico, 2015

 

Por eso, lo que vemos, en una organización visual horizontal, pone en relación nombres como los de Alan Kardec, las Fox Sister, Saint Germain o Xico Javier, todos ligados al espiritismo, junto a científicos más o menos institucionales pero que en sus ideas no estaban tan lejanos de aquellos, como Nikola Tesla, Vera Rubin o Claude Shannon, o filósofos centrales en el paradigma contemporáneo, absolutamente consagrados  y hoy seguidos por multitudes, como Gilles Deleuze. Todos al mismo nivel,  constituyendo el edificio de la cosmogonía racional.

Este proyecto, Imago Mundi, comienza hacia 2012, y otra de sus piezas está formando parte de la muestra Interfaces que se exhibe en el Centro Cultural Kirchner. En ellas, presenta mapas, esquemas, cuadros, donde predomina el retrato, la ilustración y la representación de objetos relacionados con la técnica y la ciencia en telas de gran tamaño, dibujadas, pintadas, iluminadas por la artista. Lo que une todo este sistema es la referencia a la construcción del pensamiento moderno fuertemente ligado al pensamiento mágico. La hipótesis es rizomática y caprichosa, no deja de ser un acto creativo, pero a la vez, absurda. La ciencia, por más dura que se plantee, no deja de ser un acto de fe, de creencias más o menos formales.

En un espacio separado, la pequeña perla de esta exposición: una instalación de cinco piezas, donde el nivel poético del trabajo de Adriana construye una constelación única. Se trata de la conexión entre las moléculas de cinco sustancias químicas (serotonina, dimetiltriptamina, triptamina, melatonina, triptófano) relacionadas con la glándula pineal, tradicionalmente ligada al sueño, pero también, para René Descartes, al alma. Cada una de las representaciones estructurales de estas hormonas se ve a partir de un espejo, nunca directamente, y se corresponde con una palabra o frase, condensando ficciones, repeticiones y diferencias, polisemias y opacidades en estos pequeños y bellos objetos/cuadros.

_MG_0749

Finalmente, un juego óptico entre forma, luz y percepción nos permite descargar todas las certezas y creencias situadas hasta ahora en el camino de lo visto y resumir todas las utopías recorridas en una paradoja formal, donde la óptica no nos engaña. Hay tantas epistemologías como ojos que las construyen y todas conviven en el rediseño permanente de la subjetividad. Rebotar y descentrar los proyectos modernos, quizás eso sea el arte contemporáneo, parte de lo que el trabajo de Adriana Bustos, en toda la potencialidad de su paradigma poético e investigativo, acierta a presentarnos.

ADRIANA BUSTOS. Antro-subterráneo, 2015 Instalación lumínica. Medidas variables Edición 1 + 1AP _MG_0778
Antro-subterráneo, 2015 Instalación lumínica. Medidas variables Edición 1 + 1AP

 

No hay comentarios