Asterisco 2015: Une nouvelle amie

0
35

Verdad que hay algo almodovariano en un film que confronta prejuicios sin tonos morales, bordeando por momentos la comedia de enredos, y que expone a sus personajes con la misma claridad argumentativa de Joven y Bonita o Dans la maison, .

Una de las buenas películas del Festival Asterisco que está teniendo lugar en Buenos Aires es, sin duda, Une nouvelle amie, de Francois Ozon. Su última pasada será este sábado a las 18:15 hs en el Cine Gaumont dentro de la sección “La piel que habito”. A aprovecharlo.

David se trasviste de Virginia, según él, para aplacar la angustia de la ausencia de la madre de su bebé. Virginia vendrá a reemplazar tambien a Laura en el amor-amistad de Claire. Claire ocultará ese secreto, primero por estupor, después para poner a resguardo sus propias fantasías. La pelicula de Ozon juguetea entre la obviedad de algunas situaciones, como ese fragmento temporal que va entre la amistad incondicional de dos niñas y que siempre da a entender más, los primeros juegos, los primeros amores, los casamientos. La muerte de Laura cierra ese momento desarrollado rápidamente en forma de concentración de acciones “normales” y cuando el espectador se ve a sí mismo preguntándose y ¿ahora qué?, sucede lo extraordinario, sin aviso: David se convierte en Virginia y así dispara los recuerdos y deseos de Claire, que se encuentran con los de David, que citan a los de Laura y que se preguntan por los de Gilles.

Esa idea viboreante del deseo resulta lo más inteligente de un film sin demasiadas elucubraciones narrativas en el que incluso, y aun cuando no era un enigma, resuelve y explica la escena del comienzo donde lo que parece el vestido de novia de una mujer se convierte en su propia mortaja. No parecía hacer falta esa explicación pero la escena tiene una belleza inusitada. La vida y la muerte, o la muerte y la vida, en el coma del que se recobra David tambien por “un acto de vestir” efectuado, otra vez, por el deseo de Claire.

El tema del trasvestismo es abordado por Ozon repartiendo los puntos de vista entre sus personajes, generando preguntas sí, pero también proponiendo algunas respuestas sobre todo hacia el final fundamentalmente sobre cómo siempre es mejor vivir la vida tal y como uno le da la gana vivirla.