Proyecto Mariposa: El inmenso poder de la palabra escrita

0
32

Se estrena hoy un excelente documental sobre la historia de David Mazal y Catalina Garraza, ambos combatientes montoneros, que se conocieron por cartas en prisión. Detenidos en 1976 y liberados en 1983, durante todos esos años se enviaron cartas cada uno desde su celda. Tenían un código para comunicarse, que era “Llegó La Mariposa”. Desde el mismo día que fueron liberados, se tomaron de las manos y jamás se soltaron.

Luego de incursionar con varios proyectos documentales en el área musical, Constantino decide llevar a cabo este proyecto, que parte de entender a la juventud del proceso militar, como un grupo de miles de jóvenes idealistas que lucharon por un mundo mejor. Entre los cuales se cuentan 30 mil desaparecidos.

Pero esta historia, -a diferencia de todas estas otras- tiene un final feliz.  Porque es una historia de amor, a la vez que un saludable repaso de nuestra memoria como país. Y en la primera lo decididamente relevante es el compromiso de la palabra escrita, y con la fuerza que hizo de esta relación epistolar, una relación profunda donde lo prejuicios fueron abolidos. Porque estas cartas fueron en las vidas de esta pareja, un motivo vital de supervivencia. Así vemos como esta relación amorosa se va hilvanando de a poco a través de la escritura. Y lo que comienza como un juego de seducción y conocimiento del otro termina en una fuerte y rica relación amorosa.

Sabemos que escribir es terapéutico, porque muchas veces la escritura tiene el poder de organizarnos, porque suele ser más fácil leer un pensamiento en un papel, que repasarlo en nuestra cabeza, por lo que este también opera como un cable a tierra, como una catarsis… “Proyecto Mariposa” se ocupa de mostrarnos la conservación de esos escritos, que fueron evolucionando hacia el relato amoroso, y releerlos como espectadores casi 20 años después, por lo que estos se cargan al mismo tiempo de historicidad, por lo cual se suma ese valor adicional que supone la habilitar múltiples miradas.

La escritura aparece además como un elemento de reparación, al cual contribuye la familia, en especial el padre de Catalina que hace de intérprete al reescribir la misma. Y cuya creación y recreación implican vida, crecimiento, compañerismo, deseos de libertad, y claramente amor.

A diferencia de la palabra hablada, tanto las que se dicen, como las que se omiten, la escrita se perpetúa y nos trasciende, a la vez que nos devuelve nuestra propia mirada. Por lo que casi siempre deviene en un modo de saber que es lo que queremos en realidad. Porque todo lo que mencionamos existe aunque sea en nuestro mundo subjetivo, porque escribir es otorgarle identidad a nuestros pensamientos, y por ende a nuestros sentimientos. Y Proyecto Mariposa, muy al margen de darnos a conocer un contexto- que ya conocemos- que es también un repaso de nuestra memoria, da cuenta de las relaciones entre los compañeros, de la fuerza inmensa de las familias de estos dos protagonistas, y de todos los acontecimientos que pudieron dominar y vencer- aún en medio de una enorme adversidad- desde el amor.

 

Dijo su Director:

 

La película apunta al poder de la palabra. El valor que tiene la palabra, decir la verdad, ponerle palabras al sentimiento, más aun en una carta de amor de preso a preso. Construí una película, un mundo en imágenes lleno de palabras mudas en una época donde hablar no era bueno. Encontraron una pequeña luz ante tanta oscuridad en un lápiz y un papel, y la hicieron brillar hasta deslumbrar. Me parecía un gran desafío como cineasta, mostrar lo invisible, lo intangible, el amor sin un beso.

Estoy feliz de  haber llegado a donde imaginé. La película me emociona.

Me gusta decir que es un film de amor con Memoria.

 

Cucho Costantino

 

 

 

BIOFILMOGRAFÍA DEL DIRECTOR

 

Nació en 1965 en la provincia de Mendoza, Argentina. Comenzó a trabajar en cine en 1986 en el área de Producción. Trabajó en largometrajes en diferentes áreas hasta llegar a producir ejecutivamente y dirigir documentales.

Trabajó 15 años en varios programas de TV en Argentina  y otros países. Fue creador de formatos de televisión.

Desde hace 10 años combina la dirección y producción de documentales, cine, televisión y videoclips.

En el 2006 fundó la productora Buen Día Films, con la cual trabaja hasta la actualidad. Realizador de más de 5 films documentales en los últimos 5 años, más de 30 videoclips, comerciales e institucionales, entre otros formatos audiovisuales.

 

Director de Documentales:

 

  •  2015 Lado V- Film Documental Musical sobre la vida de personajes del rock nacional.
  •  2015 Familia Cantora Los Pacheco – Film Documental Musical Observacional sobre una familia de músicos folclóricos.
  •  2014 Manal El Reencuentro, la Roca – Film Documental Musical.
  •  2014 Proyecto Mariposa  “Una historia de amor entre rejas” Documental sobre la historia de amor de dos presos políticos durante la dictadura en Argentina.
  •  2013 Imágenes Paganas  – Film Documental  Musical sobre la vida y obra de Federico Moura, líder del grupo Virus.
  •  2010 Buen Día Día –  Film Documental Musical sobre la vida y obra de Miguel Abuelo.