What happened, Miss Simone?

0
23

Me preguntaba, viendo What happened, Miss Simone? qué cosas hacen que una vida sea fascinante? La rebeldía? La enfermedad? La locura? La violencia? el arte? Personajes fracasados, caídas estrepitosas, mundos perdidos, tierras reencontradas. Es verdad que para un buen documental, basta con un buen archivo, pero también hace falta la vida. Y con estas dos cosas cuenta el documental de Liz Garbus, que queremos recomendar. Estrenado en la edición 2014 del Festival de Sundance y desde ayer disponible por Netflix. La pregunta que lleva por título tiene su respuesta en la selección de horas de entrevistas grabadas, en registros de programas de tv y canciones en distintos escenarios del mundo, en fotografías, cartas y diario personal. ¿Qué le pasó a Eunice Kathleen Waymon nacida en 1933, educada en la música clásica de muy pequeña y que termina siendo una de las voces emblemáticas del jazz, blues, soul, gospel, el pop y las canciones revolucionarias de los años 60 y 70 en EEUU.

- Publicidad -

El documental abre y cierra con la intervención al piano en el Festival suizo de Montreaux, verdadero acto de performance (ahora tan de moda) que mezcla la improvisación, el enojo con el público, el autoaplauso, el acto gestual sobre el instrumento, un verdadero all show de esta mujer afroamericana que atravesó esas turbulentas décadas de las luchas por las libertades raciales y que abandonó paulatinamente la música más comercial para inclinarse hacia las canciones de protesta. Arbus enfatiza excesivamente ese apego por la seducción de la violencia, la ira y casi dando a entender que es ahí cuando empieza el precipicio. La película está basada en la autobiografía de Simone, “I Put a Spell on You” (Te hechicé), y teje de modo sagaz, aunque no escapa nunca a lo expositivo tradicional, la relación (siempre mediante el documento) entre esa mujer y esa cantante; y debajo de todo eso, el dolor humano o mejor, la suma de dolores históricos, ancestrales, y los personales (un marido golpeador) que la hacen regresar a un lugar en el que nunca estuvo pero que se diferencia de ese lugar improbable que es EEUU. Ese regreso a Liberia, en la voz de Nina se convierte en lo más conmovedor del documental o de su vida, tal vez. Hay un paraíso posible y para Nina Simone estuvo en Africa. Cuando el tema “My Baby Just Cares for Me” vuelve a popularizarse por un comercial de Chanel Nº 5 se produce el rescate de la miseria también a través del acompañamiento de sus amigos.

Todas esas dualidades se resumen en un dato que da uno de sus amigos: “ella era capaz de cantar una canción mientras en el piano tocaba otra y todos nos maravillábamos.”

Bello documental de una tremenda artista.