“Innovar es una necesidad”, temporada de ópera 2015 en el Empire

0
44

Cantantes líricos y músicos profesionales que por propia decisión se apartaron de los circuitos comerciales nos acercan su Temporada de Ópera 2015 en el Teatro Empire (Hipólito Yrigoyen 1934).

- Publicidad -

La Bohème, Orfeo en los infiernos, El murciélago, La flauta mágica, Carmen son algunas de las óperas que podrán disfrutarse desde ahora y hasta fin de año. Para conocer un poco más de la propuesta, conversamos con algunos de los involucrados en este proyecto.

¿Qué significa hoy “ópera independiente”?

VICTORIA ROLDÁN (Compañía Lyric Soul): La ópera independiente hoy en día es el camino obligado de todo artista, es el espacio de arte que los catapulta y prepara para los teatros más grandes. Si bien cada compañía es distinta y maneja productos diferentes en calidades, esto también permite que los artistas vayan haciendo un crecimiento desde las compañías más modestas hasta las más profesionales, para llegar preparados y con mucha experiencia a audiciones de compañías mayores o centros de artes mayores. Creo que se ha abierto un camino importantísimo en el medio off en donde muchos productos están colmados de una inventiva suprema. La falta de apoyo económico a estas compañías hace que tengamos que emplear toda nuestra creatividad en función de compensar esas cosas que suelen ser mas fáciles cuando hay presupuesto de por medio. En este momento, artísticamente, la ópera independiente es una alternativa real para aquel que quiere reencontrarse con la esencia misma de la ópera.
Específicamente hablando de nuestra compañía, en Lyric Soul Producciones, nos manejamos de una manera muy estricta, con cuestiones humanas y artísticas. Tenemos un régimen de ensayos intenso, y a cada área se le da el espacio de crear dentro de sus posibilidades, cuando se delega a un profesional una tarea se le permite crecer y desarrollarse, para que ese profesional también pueda hacer su experiencia. En el caso de los cantantes o instrumentistas, siempre se busca los mejor de cada uno; no nos conformamos ni permitimos que ellos se conformen, y con amor siempre los ayudamos a que den el máximo rendimiento posible, aunque también somos implacables cuando vemos que un profesional no se adapta al trabajo en equipo o atenta contra el compañerismo: eso hace que tengamos el nivel de producciones que tenemos. Actualmente, con una temporada de cuatro óperas en Capital, más temporadas anexas en diferentes puntos del país, podemos decir por experiencia propia que la ópera independiente a nivel nacional ha tomado un vuelo maravilloso. Está sembrando raíces fuertes y, sobre todo, abriendo infinitas puertas. El camino más difícil está siempre en educar al público para que entienda que no es ópera de calidad solo lo que hay en los teatros grandes, como tampoco es todo bueno lo que hay a nivel independiente. Por eso es importante que el público, los críticos y los medios acompañen este medio off, para que la gente pueda conocer y sacar sus conclusiones. Les puedo asegurar desde nuestra experiencia, que podrán encontrar en muchos casos, productos mas solventes a nivel artístico que en el medio oficial.

Hay una idea generalizada de que la ópera es para entendidos, ¿cuánto hay de cierto en esto?

RITA CASAMAJOR (Compañía Estudio de Ópera): Si bien es cierto que la ópera nació elitista ?porque no surgió espontáneamente, sino que fue creación de un grupo de artistas y filósofos que buscaban recrear el arte griego?, con el correr del tiempo fue ampliando su área de influencia para llegar a públicos heterogéneos. Actualmente, la ópera sigue teniendo un halo de “para entendidos”, pero es mucha la gente que se acerca sin tener conocimientos previos. Mi experiencia personal me ha convencido de que hay ciertos prejuicios, pero que en el momento de la experiencia artística no cuentan. He llevado óperas a escuelas y tuvieron gran aceptación por parte de los alumnos, que no habían visto nunca ese género. En parte ayuda el poder disponer de sobretitulado, que antes no existía, porque si bien distrae un poco de la acción, permite la comprensión de los textos y de la trama dramática de la obra. Naturalmente, hay una gran diversidad de estilos y no todos son tan accesibles al público en general. Es cuestión de saber elegir.

¿Es este un momento de quiebre para la ópera en tanto se acerca un poco a otro tipo de público?

NICOLAS ISASI (director escénico de El Murciélago, de J. Strauss/ Compañía Ópera Joven): Estamos en un momento particular donde la ópera tiene que poner todas sus herramientas para enfrentar nuevos públicos. Desde hace algunas décadas la tecnología ha desplazado o renovado ciertos recursos técnicos y la ópera como género se adaptó a ellos. La constante contaminación visual que existe en la calle o en internet a través de la publicidad hizo que el público entienda esa velocidad como lenguaje cotidiano. Aunque lo rápido y, muchas veces superficial, no siempre es lo mejor. En ese sentido, la ópera, marca un quiebre con respecto a otro tipo de formas musicales porque tiene su propio tempo. Las puestas son interpretaciones nuevas, pero la música es la misma que hace 100 o 200 años. Por lo cual, el rol del director escénico es fundamental para que las nuevas generaciones lleguen a conocerla y puedan disfrutarla. Se trata de una de las artes más complejas por la cantidad de diversas áreas artísticas que confluyen en ella. Y desde este punto, la experiencia que pueda tener un espectador con la ópera es algo totalmente diferente a lo que haya visto antes. La sorpresa, el impacto y la calidad escénico-musical es lo que mantiene a la ópera como género único e irremplazable, aun frente a los avances tecnológicos.

¿Encuentran los suficientes canales de difusión para espectáculos como estos?

MARTA BLANCO (creadora y directora de la Compañía Ópera Joven): De ninguna manera. Mi grupo Ópera Joven ha cumplido el año pasado 20 años de actuaciones. Por lo tanto, tiene ya una historia acerca de sus presentaciones y la correspondiente difusión. En su momento había por los menos tres diarios/revistas que publicaban exclusivamente música clásica y ballet. Los diarios publicaban sin tener que pagar, gacetillas sobre los conciertos y óperas (había menos cantidad de teatros y/o compañías que ofrecían opera en el off Colón). Y las radios oficiales también leían las gacetillas. Menos lugar ofrecía la TV.
Es cierto que hoy los canales masivos de difusión son otros, pero en relación había más apoyo desde el periodismo especializado y los medios. Hoy hay que tratar de difundirlo a modo personal, en la mayoría de los casos, o haciendo una inversión realmente fuera de las posibilidades de las compañías.

¿Con qué criterio se eligieron las óperas para esta temporada 2015?

CESAR MATHUS (programador Teatro Empire): Nuestra selección es sobre las compañías que conforman nuestra temporada de ópera independiente, la elección de la obra para representar es decisión de cada compañía. Nuestro esfuerzo y objetivo se enfoca en convocar a las compañías de ópera autogestivas y que a nuestro criterio han demostrado un fuerte trabajo en equipo, potencial de futuro, criterio estético, coherencia en la producción y constancia a lo largo del tiempo, y les damos todo el soporte institucional del Teatro Empire que esté a nuestro alcance. Trabajamos con compañías como Lyric Soul a cargo de Victoria Roldán; Ópera Joven a cargo de Marta Blanco y Nicolás Isasi; Sol Lírica a cargo de Gabriel Vacas y Estudio de Ópera con Rita Casamajor. Este año se suma Ópera Festival BA con Graciela de Gyldenfeldt y Clásica del Sur con César Tello; también trabajamos con compañías como Buenos Aires Ópera a cargo de Francisco Troccoli, entre otras tantas que han sido programadas estos años. En enero empezamos a convocar a las compañías que han trabajo en el teatro y siguen en actividad para que definan los títulos y las fechas de representación, y con quienes nos confirman armamos la temporada.
Hace más de 18 años que en el Empire programamos ópera. Nuestro director Carlos Mathus además de autor y director es reggiseur y amante de la ópera, y junto a Antonio Leiva hemos trabajado fuertemente para que la ópera esté presente. Estamos logrando que el Teatro Empire se consolide como espacio de ópera. Con este fin, en el año 2006 reabrimos y reparamos el foso para pequeñas orquestas y hemos generado una estructura de trabajo interna en pos de sostener este tipo de programación en el tiempo.

¿Privilegiaron las más conocidas por el público?

CESAR MATHUS: Como programadores de sala, preferimos títulos que han sido poco representados o de pequeño formato. En el 2013 se represento por primera vez en Argentina y en nuestro teatro Treemonisha; en el 2014 Lyric Soul representó El Empresario Teatral y Los Conjurados, entre otros títulos pocos conocidos, pero lo cierto es que el público prefiere ver las óperas que más se conocen como La Bohème, Carmen o La Traviata. También hemos apostado a óperas de nuevos autores dando buenos resultados. Este tipo de apuestas es más difícil de ver en teatros que se dedican a este tipo de programación; por eso nuestro esfuerzo está puesto en acompañar a las compañías de ópera, conformadas en muchos casos por gente muy joven que logra, administrando muy bien los recursos con los que cuenta, hacer apuestas innovadoras y accesibles para todo público.

En cuanto a las puestas, ¿son más bien tradicionales o se buscó innovar siempre comparando con puestas más clásicas?

VICTORIA ROLDÁN: En cuanto a esto, también cada compañía tiene su criterio, estilo y, sobre todo, sus gustos. Pero por otro lado, es cierto que los que contamos con una temporada oficial estable tenemos la posibilidad de ir tanteando qué es lo que mejor nos queda y qué es lo que el público recibe mejor, porque también hay que ser fiel a eso. Si el equipo de producción y el perfil de cantantes que nos gustan van mejor con puestas tradicionales hay que tenerlo en cuenta, lo mismo si fuese al contrario. En el caso de Lyric Soul, al manejarnos siempre desde el respeto profundo a la obra, se innova hasta donde se puede y queda justificado por el libreto, no más. Nunca van a ver en nuestros productos algo caprichoso o sin sentido, porque todos mantenemos un criterio unánime en cuanto al respeto por los deseos del autor. Por otro lado, la mayoría de nuestros directores de escena, entre los que también me incluyo, ya que algunas veces cumplo esa función, somos actores, lo cual hace que tengamos un ímpetu especial en trabajar sobre el lirismo mismo de la obra, sobre cada palabra y cada situación del personaje. Cuando se asume la dirección desde ese punto (a lo cual el cantante responde en menor o mayor medida) la puesta fluye. Comprender y respetar el personaje, las situaciones y la intención del autor, siempre son un camino exitoso.

¿Hasta dónde la ópera es un género que permite innovar?

GABRIEL VACAS (Compañía Sol Lírica): La respuesta se encuentra buscando que es lo que cada obra busca expresar: hay obras con mayor responsabilidad social, y otras que buscan ser un espectáculo que logre entretener superfluamente a la audiencia; hay otras que solo persiguen la excelencia en el desarrollo técnico de los cantantes; en general la sociedad que creo la ópera no está eximida de los problemas existenciales, emocionales y de relaciones entre pares que surgen en la mayor parte del repertorio, y esto hace que los conflictos sean actuales, el margen de innovación radica en hacer una reelecta del conflicto de cada obra y destacar uno u otro aspecto de acuerdo con la visión de la puesta. A su vez, en el circuito de ópera independiente el innovar es una necesidad, por un lado porque busca aprovechar los recursos de la manera mas efectiva y, por el otro lado, porque en esta etapa de gestación del circuito de ópera independiente es necesario atraer al publico nuevo al género y poner a la ópera independiente como una buena opción en la oferta cultural; la innovación permite realizar puestas de calidad y competir en la ciudad de Buenos Aires. Para resumir, podríamos decir que la innovación que respeta la tradición es buena consejera, porque no olvidemos que este genero despierta y despertó pasión en los pueblos por la genialidad de los autores que las crearon y que sus visiones siguen guiando la nuestra.

Más informes sobre la programación: http://www.alternativateatral.com/evento1559-temporada-de-opera-2015