12B Cecilia Paredes en el Romerillo de Kcho

0
27

Cecilia Paredes integró el grupo de artistas que se dieron cita en el Romerillo, convocadxs por Kcho, en el marco de la 12 Bienal de La Habana que concluye el 22 de junio. Charlamos con ella estas líneas, que destacan la potente relación arte/comunidad que se afirma en el giro político y afectivo del arte latinoamericano. 

KC: ¿Cómo surgió el proyecto para  participar de la 12B con Kcho en el Romerillo? 

CP: El proyecto surgió del hecho que esta edición de la 12B tuvo varios centros expositivos y uno de ellos era el taller de Kcho en Romerillo. Entonces Kcho invitó a un grupo de artistas donde todos teníamos propuestas que involucraban de una u otra manera a la comunidad de Romerillo. El compartir con la gente fue el leitmotiv.

- Publicidad -

KC: Contanos en qué consistió este trabajo tuyo con la gente. 

CP: En lo personal realicé un taller de performance y body painting. Los participantes tenian edades q fluctuaban entre los 16 a los 28. Lo más impresionante fue la absoluta claridad de los jóvenes a la hora de plantear sus proyectos. Eso fue determinante a la hora de avanzar a escoger materiales. Porque uno de los predicamentos del taller era hacer arte con lo que la naturaleza deshecha o girar en torno a esa premisa. Mi propuesta era eliminar toda condición pre-existente para hacer arte. (No puedo hacer arte porque no tengo pinceles, o no tengo dinero o no tengo pintura). Entonces yo les digo lo importante es tener una idea clara, una historia honesta q contar y ya veremos con qué materiales la hacemos. Luego les digo, hay que mirar el suelo. Ahí está casi siempre la respuesta…

KC: ¿Cómo se integra esta experiencia con tu práctica artística? 

CP: Sólo enriquece. Puede que a los alumnos uno les abra una puerta, un umbral de posibilidades, pero ellos a uno como artista nos enseñan y repasan el maravilloso momento del descubrimiento…

KC: ¿Cuál es la relación del artista con lo comunitario? ¿Cómo ves la relación arte contemporáneo / comunidades / activismos sociales?

CP: El trabajo del artista como ejercicio creativo es de una soledad absoluta. En el taller uno trabaja como en un laboratorio y zanja, define, se pelea, inventa y crea una obra. En el momento en el que esa obra sale a ser exhibida, adquiere su derecho de vida y por lo tanto ya no te pertenece.Ya si el artista escoge tener una participación más extensiva será el artista como persona el que escoge hacerlo. A mi en lo personal me gusta enseñar y donde ese espacio se crea, soy feliz. En La Habana no solo fue en los talleres que di. Fue a cada momento, el compartir con la comunidad y con los otros artistas desde el punto de vista humano, de intercambio de ideas que fue mágico. He visto parejas de adultos, gente mayor de edad, jóvenes frikies, de todo, acudir al MOR a participar ávidamente con los artistas. Absolutamente conmovedor. En lo personal a mi me parece que la experiencia en Romerillo ha sentado una base para una nueva mirada de como hacer una bienal. Kcho creó la 1a Bienal de inclusion social dentro del seno de la 12 Bienal De La Habana.

ceci1
Omar, el Tablero Herido. Pintura.
KC: ¿Cómo sigue tu trabajo ahora? 
CP: Viajo a Lima pasado mañana a finalizar mi trabajo. De ahi a Shenzhen, China al taller de grabado de Guanlan y de ahi a Madrid a abrir la expo el 15 de octubre 2015 en Tabacalera Madrid. La experiencia de Romerillo me acompañara como un halo de recuerdo de que se puede vivir intensamente sin tanta guaragua y de otra manera…

Ilustra la nota: Carlos, el hombre Pulpo. Harina cernida y pintura.