Adorada Jean Harlow

0
23

La rubia platinada original de Hollywood de los años 30, el primer sex symbol de las películas sonoras, tuvo un paso fulgurante por las pantallas, en las cuales interpretaba personajes con gran sentido del humor y que invariablemente lograba la felicidad que tanto buscaba al final de la película. Nada más alejado de lo que ocurrió en la vida real. El 7 de Junio de 1937, Hollywood se conmovió al enterarse del fallecimiento de Jean Harlow a los 26 años; si bien se especuló por la causa de su muerte, y se manejaron casi todas las hipótesis escabrosas posibles, la historia clínica y los archivos en el hospital muestran que murió como consecuencia de mal funcionamiento de los riñones, a su vez, probablemente, secuela de haber contraído escarlatina diez años antes. Mas allá de morir cuando estaba en el pináculo de su carrera, la vida de la actriz fue una sucesión de desgracias y tristes sucesos que la marcaron desde muy pequeña.

Harlean Harlow Carpenter naciò el 3 de Marzo de 1911, hija de Mont Clair Carpenter y de Jean Harlow ( conocida como Mama Jean cuando su hija se hizo famosa), ambos de familias adineradas. La madre de la futura estrella siempre soñò con ser estrella de cine. Encontraba su matrimonio frustrante y a su marido aburrido, a diferencia de su pequeña hija, que lo adoraba. Dispuesta a lograr su sueño, Jean se divorciò en 1922 y se fue con su hijita a Los Angeles, prohibiéndole por el resto de su vida volver a ver a su padre, aunque Harlean se las ingenió para seguir en contacto con él.

A los 34 años, aún siendo muy bella, Mama Jean no logró que su carrera en Hollywood tuviera ni siquiera un principio. A pesar de ello decidió perseverar y se quedó en Hollywood con su hija. A los pocos años, cuando ésta tenìa 16, se casò con personaje siniestro, Marino Bello, cuya mayor aversión era a cualquier cosa que tuviera que ver con el trabajo. Harlean, a su vez, abandonó el colegio y se casó con Chuck Mc Grew, proveniente de una familia adinerada. Mama Jean finalmente aceptò que su carrera en cine no tenía futuro, pero notaba que Jean llamaba naturalmente la atención y decidió que sería su hija quien lograrìa lo que ella no pudo. Harlean en realidad no tenìa ningún interés en una carrera en el cine, desde pequeña lo que soñaba era tener un hogar y una familia, y si bien estaba trabajando como extra en Hollywood, lo hacía mas que nada porque muchas veces el trabajo de su esposo le dejaba mucho tiempo libre. Pero era tal el dominio que su madre tenía sobre ella, que de a poco no sòlo fue dedicándose mas al cine, sino que terminó separándose de su esposo, tiempo después que su madre influyera para que se practicara un aborto, pues un hijo seguramente iba a “arruinarle la carrera”.

En 1929, Mama Jean, junto a su esposo, se mudó a casa de Harlean. Chuck se negó a mantenerlos. Adoptando el nombre de su madre, Harlean se transformò en Jean Harlow y se convirtió en el sostén de la familia. Trabajò mucho como extra, se la puede reconocer en un corto de Laurel y Hardy “ Double Whoopee” en el que los còmicos accidentalmente cierran la puerta del auto de ella antes de tiempo y la cola de su vestido queda atascada sin que ella lo advierta, y el espectador puede ver sus hermosas piernas ( y partes adyacentes) durante un buen rato (esta fue la causa por la que su abuelo la desheredò, ,complicando su situación financiera aún más); también en THE LOVE PARADE ( primer film sonoro de Ernst Lubitsch) es muy visible como una de las tantas admiradoras que desde un palco aplaude al príncipe (Maurice Chevalier) cuando éste asiste a la ópera. Su primer papel de importancia lo tuvo en THE SATURDAY NIGHT KID, junto a Clara Bow, EL sex symbol de los años 20.
En 1930, Howard Hughes la contrató (u$ 200 por semana) para que interpretara el protagónico femenino en HELL’S ANGELS (Angeles del Infierno), película que el millonario venía preparando desde 1927. El protagónico en realidad, eran unas pocas escenas, dado que en la película lo que se destaca es la producción y los efectos especiales, pero, con una Jean derrochando su natural sensualidad y con un vestuario que dejaba muy poco librado a la imaginación, causó sensación. La crítica de VARIETY no fue favorable en lo referente a su actuación, pero aclaró “con todo lo que tiene, podemos asegurar que de hambre no va a morir”.

Anita Loos, la famosa escritora (LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS), se hizo amiga de Harlow y reconoció inmediatamente que era una chica simple que no tenía vanidad alguna, ni tampoco se preocupaba por seducir: esto era algo innato en ella. También descubrió al conocerla, que tenía un natural sentido del humor, y que sabía aplicarlo a sí misma: “ Nunca se te insinuó Howard Hughes?” le preguntó una vez Anita. “Bueno, una vez estaba comiendo galletitas y me ofreció una. Sabiendo el miedo a los gérmenes que tiene, creo que eso podría tomarse como una propuesta de matrimonio!”

Miedo o no a los gérmenes, Hughes aprovechó el éxito de Harlow para prestarla a otros estudios y para que hiciera presentaciones personales antes de los estrenos, cosa común en la época. Hughes cobraba a los teatros u$3500 dólares por presentación y a ella le pagaba los u$200 convenidos por contrato. Por ese entonces la actriz conoció a Paul Bern, mano derecha del jefe de producción de MGM, el legendario Irving Thalberg. Bern era un hombre de gran cultura y un gran productor, que aparte de ayudarla a cultivarse y respetarla, la ayudó enormemente a impulsar su carrera. Harlow, al ser encasillada por público y críticos, se había convertido en el hazmerreir de Hollywood, sin embargo, todo el mundo iba a ver sus películas y sus presentaciones personales. Bern convenció a Thalberg de comprar el contrato de Harlow a Howard Hughes y comenzar a cambiar la imagen pública de la actriz. Su forma de actuar se volvió mas natural, y Bern finalmente logró que alcanzara el estrellato haciendo que protagonizara RED HEADED WOMAN( La Pelirroja) film basado en una novela que contaba como una secretaria va trepando la escala social en forma inescrupulosa sin tener ningún tipo de castigo al final de la película, al contrario, termina más rica que nunca, en Francia, con el futuro asegurado y su chofer y amante de años ( Charles Boyer en su primer y fallida etapa en Hollywood) junto a ella. No se alteró el argumento y la película se filmó de acuerdo al original, lo cual logró que por 40 años fuera prohibida en el Reino Unido. A Bern le costó convencer a Thalberg, lográndolo con ayuda de Anita Loos que estaba encargada del libreto. “Bueno, que lo haga… esa chica actúa tan mal, que le puede salir bien”. Ocultando su “marca de fábrica” bajo una peluca pelirroja, Jean mostrò un talento, sobre todo para la comedia, que sólo Bern sospechaba que poseìa. Y fue un éxito total.

Al poco tiempo, Jean y Bern se casaron. Pero a diferencia de lo ocurrido durante el noviazgo, el Bern de entrecasa era un ser con un lado oculto y oscuro, capaz de no hablarle a su joven esposa durante dias e incapaz también de mantener relaciones sexuales satisfactorias. Una vez màs, el sueño de un hogar feliz e hijos escapaba a la pobre Harlean. Mientras tanto, el estudio aprovechò su éxito y comenzó a rodar RED DUST junto al también ascendente Clark Gable.
Al poco tiempo, Paul Bern fue encontrado por el mayordomo muerto en el baño, un aparente suicidio. Harlow no se encontraba en la casa, supuestamente había discutido con su marido y había ido a pasar la noche a casa de su madre (casa comprada y mantenida por Jean por supuesto). El mayordomo llamò a MGM, la Policía fue informada tres horas después. Al llegar a la residencia de Bern estos encontraron un cuadro armado por Mayer, Thalberg y David Selznick: Bern desnudo y muerto en el baño; a su lado la pistola con la que se habría dado muerte y una nota, supuestamente para Jean: “Amor mìo, sabes que lo de anoche fue sólo una comedia”. Durante décadas lo de “comedia” supuestamente se refería al fallido intento de Bern de hacer el amor a su esposa. David Stenn, excelente biógrafo de Harlow y también de Clara Bow (como diría Alejandra Portela” Proximamente nota”), logró armar la cronología de lo ocurrido. Al momento de su muerte, Bern estaba en una grave situación financiera, que ocultaba a su esposa. Además había reaparecido sin avisar en su casa quien había sido unos cuántos años su concubina, Dorothy Millette, que además había estado internada varios años en una institución por su inestabilidad mental. La “comedia” a la que se refería Bern en su nota era el hecho del inesperado encuentro de Bern, su ex y Jean. Una vez que Bern despidió a Millette, es muy probable que siguiera una discusión y que Bern se suicidara. Jean llamó al Jefe de Prensa de MGM, Howard Strickling (quien si hubiera escrito sus memorias nos hubiera ahorrado tanta conjeturas en este y otros muchos misterios de Hollywood), que la llevó a lo de su madre y le dijo que fingiera no saber nada hasta que se lo comunicaran, luego avisó a Mayer, Thalberg y Selznick que se presentaron. La supuesta nota de suicidio la tomó Mayer de un anotador que estaba en el cuarto de Bern, y que puede o no haber sido escrito a Jean, pero sea como sea no convenció a nadie como tal. Los forenses decretaron suicidio, Jean pagó las deudas de Bern ( 80.000 dólares) y el entierro de Millette que se mató a los pocos días. A los 21 años la Bomba Platinada, tuvo una vez mas que arreglar todo el lío que otros armaron, y en el cual la que quedaba mas implicada sin tener nada que ver era ella.

Mayer estaba muy preocupado por la reacción del público a lo ocurrido, no por Jean en sí, a quien no soportaba por considerar “vulgar” sino por el éxito de RED DUST. Llegó a llamar a Tallullah Bankhead para ofrecerle el rol de Jean en caso que ésta no se pudiera presentar a trabajar, o si el público reaccionaba adversamente. Aún a Tallullah, que nunca tuvo prejuicios, ni principios, ni nada, la conducta de Mayer le pareció repugnante y así se lo hizo saber utilizando su abundante repertorio de insultos.
Sorprendiendo a todos, Jean se presentó a trabajar a los pocos días del entierro de Bern, dando una de sus mejores actuaciones. En privado, empezó a beber para no sentirse tan sola. Mientras tanto, Mama Jean descubrió que el dinero de Jean que Marino Bello invertía en supuestas minas de oro en Mexico, eran para mantener a una amante, y se divorció inmediatamente.

RED DUST tuvo un éxito inmediato, y Jean luego volvió a formar pareja con Gable en HOLD YOUR MAN (Tu eres mío). También formó parte del distinguido elenco de DINNER AT EIGHT (Cena a las Ocho) que incluía a Marie Dressler, John y Lionel Barrymore y Wallace Beery, que interpretaba a su marido. Muy nerviosa por trabajar con actores de semejante trayectoria y talento, Jean fue sobreponiéndose a su temor inicial, con ayuda del director, George Cukor , y estuvo a la altura del resto del elenco.
En BOMBSHELL (Polvorilla) una comedia que tocaba demasiado cerca su vida privada, Jean interpretaba a Lola Burns, una sexy estrella de cine que supuestamente tiene una vida llena de placeres pero en realidad sólo vive para trabajar y mantener a su familia que son una manga de vagos. En esa época conoció e inició un romance con el famoso boxeador Max Baer. Cuando la esposa amenazó con pedir el divorcio nombrando a Jean como la causante, MGM la obligó a buscar un marido. Jean eligió a Hal Rosson, director de fotografía de sus mejores films y amigo. A pesar de la verdadera causa del matrimonio, Rosson quería que funcionara, y casi lo logra, separando por un tiempo a Jean de su absorbente e inescrupulosa madre; pero cinco meses más tarde, Jean pidió el divorcio.

En 1935 Jean conoció y se enamoró de William Powell. Powell, que había estado casado con Carole Lombard, no comprendìa sin embargo la sensibilidad y verdaderas necesidades de Jean. No querìa casarse por ella. Una vez màs, Jean se internó por una supuesta descompensación y le practicaron un aborto.

Jean continuó perfeccionando su estilo y teniendo un éxito tras otro. En un momento tuvo que cambiar su cabellera de platinado a castaño. El estudio anunció que lo hizo porque Jean ya “no lo necesitaba”. En realidad, tuvo que cambiar porque el proceso de platinado era tan dañino que se le había empezado a caer el pelo.
En 1936 estuvo en su elemento en el tipo de papel que el público prefería, como Gladys en LIBELED LADY (Los enredos de una dama) junto a su amiga Myrna Loy, Powell y Spencer Tracy.
Mientras filmaba SARATOGA, otra vez junto a Clark Gable, Harlow se desmayó en medio de una escena y fue llevada a su casa. Había comenzado el film con sobrepeso y fuertes dolores de cabeza, que ella adjudicaba a sus excesos con la bebida. Pero la realidad mostró que la causa de esto era una insuficiencia renal que se hubiera curado con antibióticos, si estos hubieran sido descubiertos antes de 1937. Harlow estuvo en su casa asistida las 24 horas por tres médicos e igual cantidad de enfermeras, cuando empeoró la llevaron al Samaritan Hospital dónde falleció a los pocos días, después de una agonía terrible. Según Anita Loos, la causa de su muerte fue simplemente que tantos desengaños en su vida privada le habían quitado las ganas de luchar por seguir viviendo.
El dia del velatorio de Jean fue el único dia, aparte del de la muerte de Irving Thalberg, en que el estudio se mantuvo cerrado. La muerte de Jean, adorada por compañeros, directores y técnicos, fue sinceramente lamentada.
Y durante años, hasta el surgimiento del vhs y del dvd, el talento de Harlow estuvo oculto y en cierta forma ridiculizado por la poca difusión de sus mejores películas. Por suerte, esto se ha revertido y nos permite por un lado, disfrutar de su frescura belleza y talento, y por otro, lamentar todo lo que nos podría haber brindado si su fin no hubiera sido tan trágico ni tan temprano.