“Quería devolverle a Damiana su lugar de humanidad”

0
26

Damiana es un documental atípico: pone en el centro de una investigación histórica el caso de una niña-aborigen de la comunidad Aché, en Paraguay, muerta a los 14 años a principios de siglo XX. Charlamos con el director Alejandro Fernández Moujan para seguir develando los lugares inquietantes de su ultimo film que todavia puede verse en el Gaumont, en Buenos Aires.

- Publicidad -

FM

AP: Cómo fue el proceso de produccion de Damiana? Está filmada durante las restituciones de los restos del Museo de la Plata o la Charité de Berlin en 2010 y terminada en 2015?. Es importante ese margen de tiempo en la historia de la concepcion que se tiene de los pueblos aborígenes por un lado y la política de restitución que vienen haciendo las instituciones museisticas a las comunidades originales.

AFM: Al principio el proceso de producción estuvo marcado por la primera restitución de junio de 2010, se me vino encima y tuve que salir a registrarlo sin tener todavía en claro cómo iba a ser la película, eso me abrió las puertas del mundo Aché y del museo. Posteriormente comencé a viajar al Paraguay a varias comunidades Aché, a relacionarme con ellos, que me conocieran, buscando generar un lazo afectivo y de mutua confianza.
El primer viaje a Berlin es de 2011 al poco tiempo del encuentro de la cabeza en el hospital, el primer rodaje allí en 2012 en los dias de la restitución de la cabeza.
Luego la llegada de la cabeza y la ceremonia y entierro en Ypetimí y Parque Caazapá.
Al año siguiente hicimos una previa con Diego Mendizabal, el director de foto y la productora Gaby Cueto, luego pasamos 20 dias aprox rodando con ellos en Ypetimí y alrededores.
Al año siguiente rodamos en zona de Encarnación, Paraguay.
Acabamos de terminar la película hace muy poco.
En cuanto a los tiempos de la restitución creo que el museo se tomó un par de años o más, el Hospital Charité fue mucho más expeditivo porque tienen una política de restitución, estaban justamente, cuando estuve allí en 2011, restituyendo 20 cráneos a Namibia.

AP: Articulaste la historia de Damiana a partir de pocos datos, algunas registros y algunas fotografías. En todo caso, qué aporta la pelicula a la investigación de la breve historia de esta niña y a la de la comunidad Aché en general?

AFM: Ahora que se puede ver la película veremos si aporta algo. Mi idea siempre fue restituir a esta niña una historia. Que deje de ser un objeto para recuperar su humanidad. Espero que aporte a los Aché, ellos tienen mucha expectativa, espero estar a la altura, creo que contribuye a darles visibilidad y plantear su situación públicamente.

AP: Por qué elegiste el recurso de la voz over para contar la historia de Damiana?

AFM: Por dos razones: primero porque es un recurso que me gusta mucho en el cine y nunca había utilizado y después, porque me sirve para hilvanar una historia compleja donde hay un permanente ir y venir al pasado, el presente y con diferentes lugares y personajes, todo esto necesitaba algo que pudiese unirlos y me diese a la vez la libertad de recurrir a los diferentes momento y lugares sin perder al espectador.

AP: Son muy fuertes los momentos filmados dentro de la comunidad Aché. Captaste un clima de dominación internalizada y un dolor histórico muy potente.¿Como fue esa experiencia?

AFM: Muy interesante, ellos son gente muy hospitalaria, generosa y que ríen permanentemente a pesar de su historia tan dura, trágica. Tienen igual muy presente ese sufrimiento y se cuidan mucho entre ellos. Son de compartir absolutamente todo.
Hubo siempre un problema para nosotros, el no conocer la lengua aché, se esforzaban siempre por hablarnos en castellano, idioma que no dominan, algunos ni lo hablan. Los chicos nos querían enseñar la lengua. A pesar de esto creo que llegamos a entendernos muy bien y nos fuimos un poco tristes por dejar ese mundo.

FM2

AP: Qué ves en las fotos de Damiana? En la pelicula se habla de un estado de rebeldía.

AFM: Los antropólogos de la época casi todos usaban la fotografía como elemento de registro y análisis, para clasificación de tipos raciales, en la búsqueda de diferencias, patrones en sus rasgos qu los hacían diferentes o parecidos a tal o cual. Casi siempre se quejan de las dificultades que tienen para fotografiar a personas desnudas o no, que en general se resisten y a las que solo pueden someter finalmente porque ostentan una situación de poder. En este caso no es diferente, no se entiende incluso porqué se extraña de la reticencia de Damiana a ser fotografiada “desconfiada y esquiva” dice, cuando la está sometiendo a denudarse en un exterior, en una época fría (me tomé el trabajo de buscar los registros de temperatura en mayo de 1907 en esa zona y en ese mes se dió el registro histórico más bajo desde ese momento hasta ahora) ante él un hombre mayor, extraño, no sabemos si Alejandro Korn estaba presente en el momento pero es su autoridad la que hace que esto sea posible. Entonces me parece que lo que él nota como desconfianza y esa reticencia que él remarca es de alguna manera la resistencia de esta niña a la situación a la que estaba siendo sometida contra su voluntad. No se entrega complaciente, en su mirada de alguna manera vemos ese acto de resistencia.

AP: Cuál fue el momento mas dificil de filmar?

AFM: Hubo dos momentos para mí muy fuertes, no sé si difíciles. Cuando filmamos la escena en el lugar donde fue fotografiada Damiana contra esa columna del Melchor Romero en el mismo mes más de cien años después, y la escena última de la película cuando un grupo de familias Aché en el interior del Parque Caazapá acarician la tierra donde ella está enterrada y el abuelo Máximo Chevugi canta en su homenaje recordándola, esto fue exactamente en la misma fecha de la matanza, el 26 de septiembre, 117 años después.

AP: Que expectativas tenés con la pelicula?
AFM:Que la vea mucha gente, que lleve a pensar que hubo y hay muchas historias similares, que nuestra historia está amasada también con estas historias, que son personas que deben ser recordadas. Que les guste a los Aché y la hagan propia.

damiana

Foto copete: Buenos Aires Herald