Hawaii

0
20

Sutileza en las imágenes en logrado drama intimista se estrena hoy y va todos los jueves a las 21 hs en el Centro Cultural de la Cooperaciòn.

 Con sólo tres largometrajes, el joven realizador de “Plan B” y  Ausente”, se consolida como una de las figuras importantes del cine argentino. “Hawaii” no se refiere sólo a las fotos estereoscópicas del View-master que encuentra Eugenio, uno de los dos protagonistas casi exclusivos de este auténtico drama intimista. Alude sin duda a un lugar paradisíaco que está seguramente en la mente de ambos personajes.

Manuel Vignau, ya visto en la ópera prima de Berger, interpreta a Eugenio quien vive cómodamente en la casa de sus tíos durante el verano mientras escribe, lo que él identifica como una novela. Martín, personificado por Mateo Chiarino (Tesis sobre un homicidio), se le presenta un día y se ofrece para  trabajar por poco dinero, haciendo tareas domésticas y de mantenimiento de la piscina y el jardín. Eugenio le manifiesta que al no ser el propietario debe consultar a su tío y al día siguiente accede a acogerlo.

Son dos jóvenes que al poco tiempo reconocen haber tenido cierta amistad  de chicos y cuya relación, ahora adultos, esconde intereses que irán siendo  develados a medida que avanza la historia. Varias situaciones (una carrera, disparos con balines a una lata, etc) irán marcando inteligentemente el contraste entre ambos.

La fugaz visita del hermano de Eugenio aporta datos, que en verdad ya se vislumbraban en la forma en que Eugenio mira a Martín, que quizás no eran imprescindibles.

Predomina sin embargo la sutileza en las imágenes, acompañada por una banda sonora de Pedro Irusta, cuya presencia es vital al marcar las distintas alternativas por las que va pasando la relación entre los jóvenes.

En cierto modo, “Hawai” puede considerarse como el tercer componente de una trilogía que coherentemente ha sido elaborada por Marco Berger.