Chappie: ¡Mira quien habla!

0
18

Hace unos años luego de ver Distito 9 me ilusioné con Neill Blomkamp unos alienígenas quedan estacionados sobre Johanesburgo hacinados en una gigantesca nave nodriza y son confinados en el barrio marginal más grande de Sudáfrica: el Soweto, no había invasión, no había inteligencia superior solo había extraterrestres que vivian la misma situación que millones de personas como parias transhumantes . Ese aire de Sci fi “tercer mundo” hecho de chapas y cartones construía una marca estética e ideológica novedosa para el género.
El mismo clima para su segunda película Elysium pero con una diferencia, su trasplante a Hollywood ahora trabajaba con Matt Damon y Jodie Foster el único que continuaba era su actor insignia Sharlto Copley. A pesar que La película era aceptable, se notaba la marca de cerca de un gran estudio que condicionaba el producto final.
distrito 9 y elysium

Su nueva película Chappie parecía retornar a las fuentes, volver a Johanesburgo con seres marginales en el centro de una revuelta gangsta y con robots policías como única posibilidad de respuesta ética, el resultado es un revoltijo de muchos guiones antiguos exitosos.
Chappie es un robot policía secuestrado por una banda que se vuelve autoconsciente (Robocoop) que se comporta como un niño que necesita su mami y su papi (Inteligencia artificial) pero que es rápido para aprender y saber que es la vida y que es la muerte (Cortocircuito) este es el guión: un collage de lugares comunes de películas exitosas al gusto de los grandes estudios , si hasta las actuaciones de Hugh Jackman, y Sigourney Weaver (adoro a esta eterna ripley pero su sola presencia no sirve para crear un film de culto) se encuentran totalmente deslucidas por una propuesta que solo tiene la estética de Distrito 9 en los escenarios, es decir su impronta estética e ideológica se terminó por transformar en mero paisaje urbano.
Tiene algunos agregados producto de los nuevos tiempos, el científico es un teen (Dev Patel el mismo de Slumdog Millionaire) idea ya expuesta en el Juego de Enders y la creencia de la transmigración de las almas en la era digital (Avatar).
Si bien considero que los “originales” (lo original no es más que una interpretación según me enseñara el profesor Pierre Menard) se puede hacer un guión con la suma de historias y gags exitosos pero cuando estos no están enhebrados por un guión sólido, cuando los diálogos son dichos sin naturalidad porque no la tienen, todo se vuelve inconsistente como si quisiéramos hacer un gelatina sin respetar las proporciones de soluto y solvente.
Bien Sharlto Copley (lo único que lo une a u su primer película) haciendo la voz y los movimientos de un ingenuo e infantil Chappie en su intento por descubrir que es la vida y que es la muerte. Igual yo me quedo con los diálogos de Cortocircuito (Number 5) de 1986 dirigida por John Badham:

Sigourney Weaver tiene un vinculo creativo con Neil y han hecho unas pruebas para lo que sería una nueva Alien , esperemos que si la hacen pese más la historia de la Saga que el peso de la historia de los grandes estudios.

alien 5
En síntesis… que pocos directores se bancan el topetazo de los grandes estudios cuando son seducidos para trabajar en Hollywood, ¿Podrá nuestro Damián Szifron?