“Ur” – (ir) es escapar para regresar: Alejandro Taliano

0
25

La llama sagrada deja una estela contenida: raspa e incendia huellas inconscientes sobre laterales de cajas de fósforos. Los mismos fósforos que fundan ciudades. “Roma”, “Jerusalem”, “Ur”.

ur

 

Ur, 2015. Madera. 40x40x25cm.

Alejandro Taliano incursiona en la performance, poemas sonoros o (des)escritos, intervenciones en lugares públicos. Busca “el descarte del descarte”, la precariedad en los materiales desechables que rescata y resignifica como canal de apertura a la cotidianeidad.

En la exposición que inauguró en la galería Federico TowpyHa  Arte Contemporáneo aborda “la ciudad” en el limbo espacio-temporal, entre sus inicios sagrados de carácter chamánico y una vinculación con la naturaleza que huye de la mano humana, arquitecta, industrial.

¿Existe Ur?. La acumulación de fuego ya encendido o la posibilidad de dejar un rastro para que vuelva a quemar. El olor. La temperatura del mito obstinado que se enfrenta a la ceniza de los dioses en duelo. Aquí, allá. Vacío.

Así como los metafísicos de la “Tlön” borgeana no buscaban la verdad ni la verosimilitud sino el asombro, Taliano destruye aquellas obras que en medio del despliegue inconsciente semejan alguna forma.
La minuciosidad de “Tlön” y la prolijidad de su “Ur” se someten a la realidad ordenada por las leyes divinas que sus habitantes no alcanzan a percibir. Laberintos que deben descifrar mientras transitan en la tierra como ajedrecistas.

Ciudades invisibles, como las de Italo Calvino, que no encuentran referente y se vuelven utopías de ciudades invivibles. Códigos y signos se esconden. Se queman y raspan como la vida misma. Redunda la urbe pero también redunda la memoria que repite la simbología para que la ciudad empiece a existir. Y así ¿Se avanza con la cabeza hacia atrás?, ¿Lo que se ve está realmente tras la espalda?.
El viajero descubre la ciudad y halla un pasado que ni siquiera sabía que existía. Extrañeza siniestra de un hogar que nunca fue pero transita las calles de siempre.

La sociedad necesita ficciones para reelaborar la identidad, para construir y deconstruirse en utopías heterotópicas de ciudades, “mundos otros” que existen porque son inventados.

Clodet García en el texto curatorial dice: “Ir es escapar para regresar”. Flujo de autofagia se consume como el símbolo alquímico del (ur)óboros: el lugar donde todo comienza, el mismo donde todo termina.

“Ur”- Alejandro Taliano
Del 28 de mayo al 26 de junio. 2015
Lunes a viernes de 15 a 19 hs.
Federico TowpyHa Arte Contemporáneo
Tucumán 3148. CABA. Argentina