Damiana

0
42

Alejandro Fernandez Moujan (Pulqui, un instante de felicidad, Los resistentes) sigue en Damiana un derrotero singular.

Por un lado, la historia de una niña indígena de la comunidad Aché del Paraguay, Damiana, que con sólo 3 años había sido la única superviviente de una matanza ocurrida en 1896 en su comunidad. Apropiada luego por un antropólogo alemán y llevada al Museo de Ciencias Naturales de La Plata en Argentina, Damiana es niña esclava a la vez que objeto de estudio en pleno auge del cientificismo etnológico, pero tambien en pleno auge de la fotografía y el cine funcionales a los sistemas de dominación: herramientas de estos rastreos antropológicos.

Adoptada por una familia de San Vicente, Damiana, o Kryygi según su nombre nativo, es internada en una institución psiquiátrica por su “desmesurado comportamiento sexual”, allí morirá a los 14 años de tuberculosis.

Si la historia de Damiana es impactante, la de los Aché, pueblo indígena guaraní históricamente sometido por el blanco, es ciertamente conmovedora. Los rasgos orientales del pueblo Aché, su piel blanca y ojos claros y un guaraní derivado de una lengua todavía misteriosa constituye uno de los enigmas étnicos de Sud América. La fuerza de la persistencia de sus tradiciones y sus ritos en este siglo XX, la lucha por la restitución de sus muertos son todos enunciados que la película recupera desde un primer momento, en la observación de las practicas de la vida cotidiana: la caza y la recolección principalmente. Buena elección estética que en medio de esos primeros planos irrumpa la fotografía impactante de Damiana, tomada dos meses antes de morir. Junto a esta foto el susurro de la voz en over comienza a acompañar el relato dando una subjetividad que se mide entre la información y la opinión: es una investigación con pocos registros la que sigue el documental. Estamos en el ámbito de lo sagrado y eso también está ahí.

Los restos de Damiana como los de su madre, fueron restituidos en el 2010 al pueblo Aché desde dos lugares: el Museo de La Plata y el Hospital Charité de Berlín en ceremonias que Fernández Moujan registra con el respeto objetivo de una cámara testigo. Esas instituciones, espacios ejecutores de un sistema de colonización en auge a fines del siglo XIX que se convierten en deudores de un historia social. Al exterminio del indio le seguía, como en la Patagonia, como en Misiones, o en Bolivia o Chile, la conquista del territorio para la inserción de los mercados nacionales en el mundo.

El excelente documental de Mouján es cuidadoso en presentar un caso, el de la “india” esclavizada, la cautiva Kryyge, la niña objeto para representar en realidad a muchos, víctimas del “gas letal de los focos infecciosos”como diría Roa Bastos, otra de las mortiferas formas de aniquilación.

Se estrena el jueves 28 de mayo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=YIp37qnzvic[/youtube]