Blake / Danza con Lobos: la precuela del etnocidio.

0
47


“El único indio bueno es un indio muerto”  General Sheridan  1868

blake oscar

Michael Lennox Blake,  muerto el 2 de mayo último,  era un escritor fascinado por los caballos y la tradición india. Durante años leyó e investigó sobre la historia de las guerras de fronteras entre el indio y el hombre blanco encarnado principalmente en la figura del General Custer, que como nuestro General Roca, durante décadas fue visto como un patriota, hoy más cercano a la figura del etnocida.

De ese conflicto nació la idea para “Danza con Lobos” que era una historia sobre el diario de un oficial del Ejercito, John Dunbar, que desde un puesto de frontera abandonado describe la vida silvestre y la cultura Sioux.

En 1983 Michael Lennox Blake le describió la historia a Kevin Costner  durante la filmación de Stacy’s  Night (película olvidable sobre tahúres  y casinos en Nevada) en 1983 donde ambos trabajaban. Muy Interesado en la historia  Costner lo motivó a escribir la novela que fue editada en 1988 como libro de bolsillo.

La publicación vendió 3,5 millones de libros  y fue traducido a 15 idiomas. Testeada su popularidad, Blake  se abocó a realizar el guión para su versión fílmica que el mismo Costner dirigió y protagonizó, siendo la opera prima con más premios y recaudación de la historia del cine,  cosechando 7 Oscar en el año 1990 entre ellas a la de mejor guión adaptado del mismo Blake.

costner

Bajo la influencia de Costner el guión remarcaba la rebeldía de Dunbar como un soldado desadaptado cuyos superiores transforman en un acto heroico lo que era un intento de suicidio en plena batalla. Por ese hecho lo ascienden a oficial y lo asignan a un abandonado y  solitario puesto fronterizo donde comienza a cambiar su vida. Históricamente la ficción se ubicaba apenas unos años antes de la guerra total a los Sioux llevada adelante por los generales  Custer y Sheridan.

Por su aislamiento, Dunbar (Costner) se parece a nuestro Martin Fierro, por su mirada a Paul Gauguin dado que observa el mundo indio como un paraíso aún no conquistado por el “poderoso” hombre blanco. Disfruta de ver a los lobos moverse por esa llanura virgen (el paisaje se transforma en personaje que recuerda tanto a John Ford como al David Lean de Lawrence de Arabia) para continuar con la comprensión de cuáles son los valores y la cultura de los nativos para terminara asumiéndola  como propia.

Su transformación cultural será definitiva cuando se enamora de una mujer blanca convertida (sensible actuación de Mary McDonnell) y  cuando al puesto militar arribe un contingente del ejército  que pretende avanzar sobre el territorio indio.

La película tenía la calidad del mejor mainstream  y es muy virtuosa en todos los rubros (el genial John Barry logra una música entre épica y melancólica que es todo una interpretación del film)  y más allá de cierta  ingenuidad política y argumental, modificaba radicalmente el paradigma del western norteamericano ya que  transformaba a los viejos héroes en asesinos. La historia y la ficción esta vez coincidían en los tiempos en que Bush padre transitaba el fin de su mandato  y Bill Clinton se preparaba para sucederlo.

Tal vez el éxito de Danza con Lobos fuera todo un impulso para que  Cleant Eastwood concretara su proyecto para un western sobre “gender politics” como Los imperdonables (1992) que también sería multipremiada por la academia. Ambas revitalizarían tanto en lo temático como en lo ideológico al western clásico.

Cosas que suceden en el arte, la suerte que los acompañó también los abandonó a los dos.  A continuación Costner filmó dos películas que fueron fracaso en la crítica y en la taquilla: la mega producción post apocalíptica Waterworld  y la historia retro futurista de The Postman (volvería a dirigir casi 10 años después la discreta Open Ranch con mejores resultados en boletería).

fracasos

Michael Lennox Blake se lanzó a dirigir su propio guión y filmó The Winding Stair (La escalera caracol – 1998) con la misma suerte de kevin, fracaso que lo convenció a dedicarse definitiva y exclusivamente a escribir novelas como Airman Mortensen (sobre el drama de un soldado rebelde que enfrenta un consejo de guerra, 2002), Indian Yell (Sobre la resistencia india al la usurpación blanca, 2006) , Marching to Valhalla (falso diario de batalla del general Custer, 1997) , Twelve The King (sobre su pasión por los caballos de raza Mustang)  y Like A Running Dog (autobiográfica, 2002)y The Holy Road (continuación de Danza con Lobos, 2004) ,  práctica que desarrolló hasta su muerte.

Blake también fue reconocido internacionalmente por sus esfuerzos humanitarios a favor de los Aborígenes  americanos y por la protección de los caballos salvajes.

Dances With Wolves fue seleccionada para su preservación en el Registro Nacional de Cine de la Biblioteca del Congreso Norteamericano por su significado cultural.

 

Página oficial http://www.michaelblake.com/

end