Ya vas a ver

0
33

Susana Torres Molina aborda en Ya vas a ver el tema de la violación de la mujer: “El acto de violar puede estar motivado, entre muchas otras causas, como castigo o venganza a la mujer; como acto disciplinario y de subordinación. Ese es el caso de Ya vas a ver.

La mujer, en algún momento de su pesadilla, consiente con el fin de preservarse. Como forma de resistir”. Sin planteos simplistas ni intentos moralizantes, la autora busca que el espectador reflexione acerca qué lleva a un hombre a violar a una mujer y qué siente una mujer en una de las situaciones más traumáticas por las que puede atravesar.

Ella y Él, no hay nombres; tampoco hay más escenografía que unas cajas de madera; el resto somos nosotros, el público, y una excelente recreación, desde lo visual, de lo que es un lugar opresivo. Torres Molina nos dice que la puesta “es despojada y el espacio podría ser un no espacio, un vacío que es colmado, invadido, arrasado por un hombre y una mujer, en una situación límite en donde la integridad de ella está en juego. En ese pequeño cuadrado, luces y sombras se alternan junto a respiraciones agitadas. Y es ahí donde los cuerpos ejecutan una danza violenta al ritmo del poder y la resistencia”.

Los espectadores no necesitamos más para sentir la desesperación de la víctima, pero también para entender algunos planteos del victimario. Es que el personaje masculino oscila entre la violencia y la ternura, expone sus razones para haber llegado a esa circunstancia, y por momentos escucha a la mujer y consiente alguno de sus pedidos. Ella, por su parte, no se queda callada, lo interpela, quiere saber por qué fue la “elegida” entre otras. Cada uno expone sus razones, defiende sus puntos de vista y los roles de víctima/victimario se empiezan a mezclar.

En este punto, Ya vas a ver deviene en una reflexión acerca de las posibilidades o imposibilidades del amor: ¿existe el amor como la búsqueda de aquello que nos completa? Al respecto, el protagonista expone que las mujeres son triángulos y los hombres círculos, y entonces solo pueden tocarse en un solo punto, encuentro que no siempre ocurre. Además, en una referencia que nos recuerda El túnel de Ernesto Sábato, este mismo personaje siente que los dos anduvieron siempre por niveles diferentes, ella ignorándolo y él esperando que eso se revirtiera sin resultados.Entonces, la única solución fue salir de su propio “túnel” y meterse en el de ella.

Ya vas a ver Media

Muy buenas las actuaciones de Natalia Imbrosciano y Emiliano Díaz porque logran que sus personajes recorran diferentes registros poniéndole la voz y el cuerpo a un texto que maneja muy bien los silencios y que sugiere más que muestra. La obra, además, elude la violencia explícita y trabaja más con la generación de un clima que envuelve al espectador quien, por la disposición de la sala, queda incluido dentro del espacio escénico.

Ya vas a ver es, como toda buena obra de teatro, una invitación a pensar acerca de nosotros y de los temas que nos importan en nuestro estar en el mundo.}

Ficha artístico técnica

Autora: Susana Torres Molina
Ella: Natalia Imbrosciano
Él: Emiliano Díaz
Fotografía: Marcelo González Forestano
Diseño de luces: Miguel Solowej
Producción ejecutiva: Sonia Caligo
Arte: AlgoSale. diseño y comunicación
Prensa: Simkin & Franco
Asistente de dirección: Claudia Hercman
Dirección general: Susana Torres Molina
Funciones: domingos a las 19 hs
Teatro: Camarín de las Musas
Dirección: Mario Bravo 960. CABA
Entradas: $130/ jubilados $80/ Menores de 25 años $65
Reservas: 4862- 0655 o en elcamarindelasmusas.com
Club La Nación: 2×1
Duración de la obra: 60 min.

Acerca de la autora

Susana Torres Molina es escritora, maestra de dramaturgia, dramaturga y directora teatral. Es autora de más de treinta textos teatrales y recibió numerosos premios, entre ellos el Premio Konex 2014, como una de las personalidades de mayor relevancia de la década 2004-2013 en las Letras argentinas (Teatro).