El juez Griesa cierra Grooveshark

0
11

“Les pedimos disculpas a nuestros usuarios” dicen desde la home de la plataforma de música en streaming grooveshark. “Fallamos en no asegurarnos las licencias de la enorme cantidad de música de nuestro servicio.”

Así se despide la startup, con estas palabras sobre pantalla negra, que había llegado a sus 10 años y que con más de 35 millones de usuarios registrados permitía reproducir canciones, gratuitamente, desde cualquier dispositivo.

A Grooveshark la vencen los gigantes de la industria musical, Sony Music, Warner Music y Universal Music, hicieron cerrar Escape Media más todas sus aplicaciones, sus servidores, borrado su cuenta de Twitter/Facebook y pedido disculpas públicamente a la industria.

Si algo de este acuerdo se viola deberá pagar $75 millones de dólares si violan los términos del acuerdo.

Ahora las discográficas están empleándose en una batalla contra los servicios legales Spotify y YouTube: los sellos discográficos pretenden que toda música sea pagada y se intenten eliminar el servicio gratuito por publicidad.

El juez a cargo de las medidas a favor de las discografícas es Thomas Griesa.