Mr Turner inaugura nueva sala en Buenos Aires

0
18

La primera función de la nueva sala de la Asociación de Amigos de Bellas Artes tendrá lugar el viernes 15 de mayo, a las 21,, con el estreno exclusivo del film Mr. Turner de Mike Leigh.

Hasta el 31 de mayo, todos los viernes, sábados y domingos a las 21. En junio: viernes 12, 19 y 26 a las 21.

El más grande paisajista inglés fue un revolucionario. Revolucionario de la forma, del material, de las temáticas. Temas históricos ocultos, por lo pequeños, en los paisajes nevados, pequeños personajes que había que descubrir en telas cargadas de materia, de vórtices, es decir de formas arremolinadas. No era fácil en el siglo XIX formar parte de la Academia y ser revolucionario al mismo tiempo: el arte giraba hacia otro lugar, saliendo del duro neoclasicismo, objetivo y universal, para meterse en un mundo de formas internas, sensaciones subjetivas, sentimientos en tensión, que tenían que materializarse en la pintura.

Antes de los impresionistas, que fueron los primeros que sacaron el caballete al aire libre, el pintor llevaba su cuaderno de bosquejos, pequeño, arrugado,un cuaderno de notas, que servía para tomar apuntes de lo que despues iba a ser la obra final. Turner forma parte de ese grupo de artistas y La primera imagen que tenemos del personaje es esa: el artista con su block de notas frente al paisaje. La película de Mike Leigh es una rareza en una filmografía realista tendiente en su totalidad a los temas contemporáneos. Leigh hace una pelicula de época, habla del mundo inglés y del pintor más grande que tuvo su país: William Turner, el romántico, el paisajista revolucionario.

Para esto, toma una porción de tiempo bastante extensa que va desde el año 1817 con su vuelta de Holanda a Inglaterrra y su muerte en 1851. La investigación de Jacqueline Riding es rigurosa y ajustada a las descripciones humanas, a los acontecimientos que marcaron la vida del pintor (la muerte de su padre, la burla de la Academia, el rechazo de la reina), a sus excentricidades (atarse al mástil de un barco en plena tormenta para captar in situ los bordes de esos vórtices de los que hablábamos o el rechazo de una fortuna que le ofrece un coleccionista privado para regalar su obra al Estado). En ese sentido, las elipsis, solo marcadas por cambios de maquillaje en los actores, están avocadas a la puesta en escena, al fluir vital de sus personajes. Hay suficiente voluntad pedagógica en ese aspecto como para que no sea solamente un biopic didáctico: Leigh construye un retrato humano entre la hosquedad y la brutalidad de ese personaje central en la que emerge un ser abandónico, misógino, dependiente emocional de su padre, herido por la locura de su madre, obsesionado por encontrar la luz, la atmósfera, el color. Hay momentos teatrales tambien, la visita de la madre de sus hijas y su nieta, la reunión con los Rushkin, la relación con su nueva mujer.

Esta noche se proyecta en exclusiva en Pantalla Pinamar. Se dice que la pelicula no va a estrenarse en Argentina. Lástima. Buena manera de acercarse a una de las rarezas del director Mike Leigh.