#BAFICI2015: Entrevista a Dominga Sotomayor, directora de Mar

0
11

¿Cómo fue la escritura del guión? ¿Hubo aportes de los actores en toda la estructura o en os diálogos? Vemos que aparece el nombre de Lisandro Rodríguez en este aspecto en los créditos…

DS: El punto de partida del guión fueron unas vacaciones reales que había tenido él y Vanina, su novia y también actriz, en la costa argentina. Se nos ocurrió la posibilidad de que se interpretaran como pareja y que yo los dirigiera. Tenía la idea de esa pareja estancada en la playa, apuntes de esas vacaciones reales de Lisandro y Vanina y fotos de la locación. Pensando en las posibilidades reales que teníamos en 8 días en Villa Gesell escribí a partir de un texto enviado por Lisandro, con la ayuda de Manuela Martelli 10 páginas de guión que consistían en algunas escenas sin diálogo y una estructura tentativa. Con los actores conversamos sobre los personajes a fondo y las situaciones planteadas en la escaleta, los diálogos los trabajamos mayoritariamente en el set a partir de esas conversaciones por skype previas, desde las cuales nacieron naturalmente los textos.

Los vínculos que plantea la película hablan de los nuevos universos en la conformación de la familia… ¿qué opinás de los modos de representación de las relaciones de pareja y las proyecciones filiales en el nuevo cine, del que tu trabajo es exponente?

DS: Pienso que para mí la familia o el lugar que me rodea es lo que puedo representar y lo que me interesa. Cada director retrata historias de lo que conoce y hoy por hoy es natural encontrarse con nuevas formas de familias no tradicionales hacia lo que pienso pueden dirigirse nuevos cines. MAR es una película que surge de una vivencia real de los protagonistas, pero que fue lentamente siendo ficcionada para alejarse de su realidad, así le fuimos introduciendo elementos de ficción que permitieran representar un mundo más conocido por mí.
¿Qué relación tiene Mar con tu filme anterior?

DS: Es curioso porque al principio MAR parecía un proyecto mucho más ajeno a mí de lo que termino siendo, pero ahora lo veo con distancia y sin querer encuentro elementos muy parecidos.

MAR se relaciona fuertemente a De Jueves a Domingo al ser ambas el retrato de parejas quebradas, pero más que eso, pienso que se relaciona en la estética de representar momentos que quedan entre medio de grandes acontecimientos, momentos íntimos, de observación. Mostrar pequeños episodios que en una gran película tal vez quedarían fuera, que parecen no sumar, pero que acá denotan y refuerzan la problemática de la pareja y el estancamiento del protagonista.

Creo que en ambas películas hay personajes que tratan de escapar de las crisis, pero no pueden, porque la crisis no está la ciudad, está en ellos mismos. Siento que en las dos películas los personajes se encuentran en un momento de cambios. En De jueves de domingo la protagonista está entre la niñez y la adolescencia mientras que en MAR, Lisandro está entre ser padre y ser hijo, una situación entre dos mujeres, donde la madre viene a mostrar las fragilidades de la situación y del personaje.
¿Es casualidad que elijas como pareja madre/hijo a la misma dupla de La Paz, la película de Santiago Loza, para hablar de una relación tan compleja? En este sentido, cómo trabajaste la dirección de actores…

DS: A fines del 2013 nos conocimos con Lisandro Rodríguez, protagonista de MAR, en un festival donde él mostraba La Paz y yo De Jueves a Domingo. Nos tomamos un café y como coincidimos en intereses, surgió la idea de hacer algo juntos, no sabíamos qué exactamente. MAR nació en ese encuentro por lo que no es casualidad que Lisandro invitara a Andrea Strenitz a ser su madre nuevamente como lo había sido en La Paz, sólo era un gran desafío que los personajes tuvieran dimensiones distintas propias de esta nueva historia.