#BAFICI2015 A Girl Walks Alone at Night – Ana Lily Amirpour – V Y G

0
8

La crítica la ha tomado como el primer western de vampiros iraní. Pero si observamos que Ana Lily Amirpour nació en Inglaterra y hace docencia en EEUU con un productor ejecutivo como el “hobbit” Elijah Wood, sería mejor decir primer film sobre vampiros actuados por actores iraníes. Eso no le quita méritos sino un simple sinceramiento.
Lo que si se percibe es la mezcla de géneros y estilos entre el romantic vamp (Vampires de Carpenter) , el western (Leone) con cierto aire “electro dark” de Jarmusch (Only Lovers left Alive) y el producto es sin duda interesante.
Todo transcurre en Bad City en un par de noches donde el chico lindo (A. Marandi) vestido a lo Grease tiene un padre drogadicto y trabaja de jardinero para una familia millonaria cuya niña “bien” lo usa como un sex toy.
EL niño bonito y pobre tiene por fin el coche de sus sueños que aunque antiguo, luce como nuevo quizás como un símbolo conceptual de la misma película. Todo bien hasta que el dealer de su padre toma su auto nuevo como parte de pago por las deudas de su progenitor.
Signo de los tiempos, si en la Ilíada la ira Aquiles se producía por la muerte de su mejor amigo a manos de los troyanos, aquí por el rapto de un coche que se traduce en una búsqueda frenética por recuperarlo, en el ínterin el dealer conoce a una chica lánguida y misteriosa (S. Vand) que al final lo usa de cena.
Y por esas causalidades de la justicia poética (el dealer muerto y sus drogas y plata en manos del niño bonito que además recupera el coche) ella vampira iraní y el grease arábigo se conocen y se enamoran.
Mejor escena de la película: él vestido de Drácula y muy drogado vaga por la calle sin saber dónde está , se vuelve a encontrar con ella y sin saber que ella es toda una vampiresa le pide que no tenga miedo que él no es un vampiro (me recuerda a cierto sketch de Tato Bores) y que solo viene de una fiesta de disfraces, ella lo mira como diciendo “vos no sabes que soy” y eso solo hubiera servido para descartarlo como amante pero el amor todo lo puede…
Cuando la chica se almuerza al padre del niño lindo la historia se queda sin lastre y juntos se fugan por la carretera.
Película llevada con buen pulso bien actuada y una directora que promete. Fin.