En tercera persona

0
16

En tercera persona ofrece varias historias donde el amor aparece más como una suma de movimientos fugaces que como una fuerza constante. Los choques y los desencuentros se convierten casi en el leitmotiv de esta película. Cada uno negocia algo por el amor del otro, hay un intercambio que no resulta gratuito, hay una lucha donde cada uno trata de consensuar con el otro o de imponer su voluntad, según el caso. Son muchos los que quieren tener la última palabra, sobre todo cuando se acaba el amor o cuando la propia vanidad es más fuerte que el sentimiento hacia el ser amado. También hay tragedias familiares que pueden sellar por siempre una vida.

Con la tercera persona podemos tomar distancia de nuestros propios relatos, fingir que las historias que vivimos no nos tocan tan de cerca. Las distintas tramas que componen el filme nos dejan ver de a poco el misterioso pasado que esconden sus protagonistas: un pasado oscuro, incluso sórdido. Michael (Liam Neeson) y Anna (Olivia Wilde) mantienen una relación más parecida al juego que al amor, ninguno de los dos decide entregarse, pero quizás ya hayan entregado los dos más de la cuenta sin saberlo. ¿Hasta dónde dejamos que alguien lea nuestra vida y llene nuestra página en blanco? “El blanco es el color de la confianza”, escribe Michael. Él es escritor y sus personajes sienten lo que él no se permite sentir; sus textos revelan más de lo conveniente. Escribe en tercera persona; ¿podrá seguir reemplazando a sus emociones por palabras?

Scott (Adrien Brody) y Monika (Moran Atias) se encuentran en un bar de mala muerte y en circunstancias límites. Cada uno decidirá qué mostrará de sí mismo, y hasta dónde dejar que un desconocido penetre en las propias vivencias, las culpas, lo que se arrastra. Otra historia donde la confianza adquiere un lugar preponderante. Las mentiras y la verdad se entrelazan de modo tal que será solo la fe en las buenas intenciones del prójimo la que podrá salvar el vínculo entre ambos.

Julia (Mila Kunis) y Rick (James Franco) se disputan la tenencia de su hijo pequeño. Ella parece ser una madre irresponsable que puso la vida del niño en peligro. Ha caído en desgracia, tanto en lo sentimental como en lo económico. Mientras, Rick abusa de su poder y no muestra ni la más mínima compasión por su ex esposa, quien, sin embargo, sabrá despertar empatía en la persona menos pensada.

La música acompaña el vaivén de emociones que genera la película, las tramas se cruzan, ya sea porque comparten argumentos, o porque sus personajes coinciden en tiempo y espacio, tocando la vida ajena, alterándola con un mínimo gesto. El relato es ágil y logra mantener la tensión. El final nos dejará pensando y uniendo los pedazos de estos dramas humanos articulados mediante el dolor, la búsqueda, el apego al pasado y el deseo incesante de encontrar algo que detenga el dolor o que por lo menos lo calme. El encuentro de un alma afín podrá ser aquello que permita tolerar la terrible carga de cada personaje.

En tercera persona cuenta con actuaciones convincentes, bella fotografía, buen ritmo. Se podrá argumentar en su contra que tiene defectos como situaciones que no cierran o no se llegan a comprender del todo, algunos lugares comunes y escenarios, coincidencias inverosímiles. Aún así, merece ser visto y es capaz, a pesar de los detalles señalados, de llevar adelante el relato, si bien con altibajos, de forma efectiva hasta el final. Otra vez Paul Haggis, director también de Crash (Vidas cruzadas), nos entrega una película de estructura coral en la que cada voz muestra su color distintivo.

Ficha técnica

Titulo original: Third Person
Duración: 137 minutos
Año: 2013
Director: Paul Haggis
Guion: Paul Haggis
Musica: Dario Marianelli
Productora: Coproducción Estados Unidos-Reino Unido-Bélgica-Alemania; Corsan / Hwy61 / Lailaps Pictures
Genero: Drama Romance
Reparto: Adrien Brody, Liam Neeson, Mila Kunis, James Franco, Moran Atias, Olivia Wilde, Caroline Goodall, David Harewood, Kim Basinger, Maria Bello, Riccardo Scamarcio, Loan Chabanol.