“El tango me encontró a mí”, entrevista a Leonardo Cuello

0
32

Leonardo Cuello es coreógrafo, director y docente. En su estilo tan personal, fusiona el tango con la danza moderna y otros elementos teatrales. El 1 de mayo estrena Santa Buenos Aires en La Usina del Arte, y la entrada es libre y gratuita.

¿Qué es lo que define a los espectáculos de tu compañía?

El amor y el respeto por el tango a la hora de repensarlo escénicamente; la búsqueda, la sorpresa, la investigación, la toma de riesgos a la hora de fusionar el tango con otros lenguajes escénicos; la idea de buscar más allá de lo que ya está visto en el escenario con el lenguaje tango; el trabajo en equipo, la creatividad en equipo.

¿Con qué criterio creás tu equipo de trabajo?

Mi equipo de artistas se ha ido construyendo de manera natural. Con la mayoría trabajo desde hace mucho tiempo, casi 10 años de comprometida búsqueda en equipo, de paciencia a la hora de construir e investigar. Todos y cada uno son de gran calidad artística y fundamentalmente humana. A algunos de mis diseñadores los he conocido en otros trabajos, su calidad como creativos me impactó y les pedí se sumen al trabajo de este equipo. Varios de mis bailarines son exalumnos de la carrera de Tango en la cual trabajo dentro de la UNA (Universidad Nacional del Arte). Aprendí a conocerlos desde jóvenes, aprendí a respetarlos como artistas en su etapa de formación y los invité a sumarse a mi trabajo de búsqueda; otros han llegado de la mano de este grupo cercano a mí. No hago castings, me gusta que la gente llegue a mi grupo por otros caminos.

Santa Buenos Aires es una visión poética de la ciudad y redescubre a cantores como Francisco Amor, Roberto Rey, Jorge Linares y Ernesto Fama, entre otros. Francisco Canaro, Osvaldo Fresedo, Juan D’Arienzo, Pedro Laurenz son algunos de los convocados para recrear los motivos y los temas que caracterizan el tango.

¿Qué cruces tiempo/espacio presenta Santa Buenos Aires?

En Santa Buenos Aires, como en algunas obras anteriores, he sumado escenas surrealistas, alterando el tiempo del relato. Esto me ayuda a delinear mis personajes; a través de este mecanismo, puedo aportar imágenes oníricas para hablar con mayor profundidad. Además, comencé a investigar hace tiempo con pequeños objetos (mesas, sillas, escaleras, etcétera). La obra es un enorme paso adelante en mi intento de multiplicar los planos de narración profundizando esos pasos ya dados. Su escenografía está compuesta por cuatro estructuras tridimensionales de las cuales tres son móviles; sus posibilidades de composición han sido infinitas y le han dado a este espectáculo una nueva dimensión.

¿Hay algún eje temático que organice este espectáculo?

Absolutamente, Santa Buenos Aires habla del amor; mucho tango habla de él, y esos tangos me inspiraron: tangos de amores no correspondidos, de amores perdidos, de amores dolorosos, de amores ideales y de amores que se enfriaron. En escena hay cinco parejas, y sus vínculos son el eje de la obra. La banda de sonido ha sido seleccionada cuidadosamente: los más de veinte tangos que la componen son piezas exquisitas grabadas en las décadas del 30 y del 40. Muchos tienen letra porque son justamente esos poemas los que me ayudan a narrar, a contar sus pequeñas tragedias de amor. Esas tragedias son sagradas para mí porque le dieron vida profunda a tanto tango; esas vidas sagradas le dieron el alma santa a esta ciudad, de allí el nombre del espectáculo en giro poético.

¿De dónde te viene la pasión por el tango?

Creo que de mis padres. Ellos escuchaban tango por la radio todo el tiempo: él en su taller de relojería, y ella en casa, encendía su radio sobre la heladera temprano en la mañana. No puedo decir que encontré el tango, el tango me encontró a mí. Un día me topé con él y no hice nada para alejarme, dejé que me inunde, dejé que me guíe. Yo era un joven bailarín folklórico a los 20 años, llevaba muchos años dedicándome a ese género, pero un día sin darme cuenta abracé la música que amaban mis padres y me abracé al tango, primero como bailarín, ahora como maestro y coreógrafo; antes con la danza folklórica, luego con el tango. Llevo cuarenta años con la danza, comencé a los siete años este camino maravilloso.

¿A qué público está dirigida esta obra?

A todo el público; mis espectáculos son para toda la familia; son espectáculos fundamentalmente de danza donde el lenguaje tango, fusionado con otras disciplinas, siento que se completa, se hace más entretenido y es más rico el producto escénico. Me interesa mucho también ?no lo puedo evitar? el público que ama el tango, el público experto, aquel que conoce el tango a fondo, aquel que ya ha visto diversas maneras de proponerlo en el escenario. Quiero que conozcan mi manera, mi personal visión a la hora de crear desde, para y por el tango

Santa Buenos Aires, Ciclo en La Usina del Arte: Agustin R. Caffarena 1, Buenos Aires
http://www.usinadelarte.org/
Jueves 30 de abril, ensayo general con público a las 19
Funciones: viernes 1, sábado 2 y domingo 3 de mayo a las 17
Entrada libre y gratuita