#BAFICI2015 Ela volta na quinta

0
9

524080

 

Ella vuelve el jueves

Si bien el film no aparece rotulado como documental, pronto sabemos que es la historia de la vida de su director. Y si pensamos en la dimensión ética del documental, es decir, el papel que juega la ética en todo proceso de creación que intente representar cuestiones vinculadas con lo humano. Ela na volta na quinta se encuentra en un delgado límite. Más delgado aún si pensamos que su director esta hablando de su propia familia. Quien participa, al menos no con todos los reparos a los cuales estamos acostumbrados, en la construcción del mismo.

Estas reflexiones están lejos de formar parte de un código ético a la manera de un manual práctico. Porque no podemos dejar de ver que el film, así como es un duro documento sobre la vida y la familia de su director, también es un muy buen trabajo cinematográfico. Que da cuenta naturalmente en los pequeños detalles de la convivencia, tanto de las virtudes como de las miserias de una familia, que como todas, albergan un secreto, que casi siempre no es secreto. Porque siempre resulta más fácil no hablar de ello. Aunque todos sepan que ocurre.

Uno de los grandes méritos del film es mostrar las relaciones desde las pequeñas acciones de la cotidianeidad. Y en ella sus padres son los que juegan el rol más importante, alrededor del cual giran todos Como comen, como duermen, lo que hablan, lo que callan, lo que desearían y no hacen, lo que queda, y lo que irremediablemente se ha perdido en la camino. La infidelidad, la tristeza, y también el modo de aferrarse a la vida. La tragedia, y la lucha por salirse de ella. Una familia, por momentos, con tiernos lazos afectivos… que sabe aferrarse a lo que tiene, y que apunta a olvidar lo que ha perdido.

Un film, por momentos dulce, por otros muy duro, que muestra a un director que sabe poner la cámara en el lugar indicado, y que no teme a dar cuenta de la realidad, aunque en los momentos más dramáticos, queremos  arriesgar, apele a la ficción.