Gala española en el Teatro Asturias: la música como hecho estético

0
10

Ayer culminaron las presentaciones de la Baires Camerata y el elenco de Ópera Viva en el Teatro Asturias. Oscar Wilde afirmaba que “el arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos”. Es por esto que podemos conmovernos con los clásicos, porque nos conectan con ciertas vivencias o, simplemente, tocan algo indefinible en nuestro interior, razones por las que no hay que ser un experto en música para disfrutar de espectáculos como el de la Gala española de ayer.

Con la dirección musical del Mtro. Jorge Raúl Manfredini y Sergio Martínez, y todos bajo la dirección escénica de Omar Ottomani, obras de Agustín Lara, José María Lacalle, Carlos Guastavino, Astor Piazzolla, Pablo Sorozábal, George Bizet, Claude Debussy, Jules Massenet y Federico Moreno Torroba permitieron que la orquesta de la Baires Camerata y las voces de Marcelo P. Veronesi (tenor), Fabián Darío Abbas (barítono), Mónica Koggionis (mezzosoprano) y Pablo Selci (tenor) se destacaran en escena.

El teatro Asturias, por su parte, acompañó desde el espacio físico la presentación de esta gala: su arquitectura, el escenario, la acústica, los detalles de su decorado dieron el marco haciendo que el público se sintiera también parte de un momento mágico, el que se genera cuando la música, como decía Borges, se revela como un hecho estético, como la inminencia de una revelación, como algo que quiere decirnos algo.

En cuanto a la orquesta de la Baires Camerata, los instrumentos de viento, las cuerdas, la percusión y el piano ofrecieron momentos de profunda emoción. El predominio de las cuerdas en ciertos temas creó una atmósfera de la que difícilmente alguien hubiera podido sustraerse. Sepamos o no de música clásica, las buenas interpretaciones de temas tan significativos nos hablan a todos por igual y nos permiten un momento de gozo.

Si de las voces se trata, los diferentes registros –barítono, tenor y mezzosoprano? sorprendieron en sus diferentes presentaciones y en ciertos pasajes lograron que el público se mostrara más conmovido que en otros, como en el conocido “Granada” de Agustín Lara.

Excelente la dirección de Jorge Raúl Manfredini y Sergio Martínez, e interesante la propuesta de Omar Ottomani de incorporar el humor como transición entre tema y tema con el propósito de generar la participación de los espectadores.

Habrá que prestar atención a futuras presentaciones de la Baires Camerata y de Ópera Viva, las que seguramente irán perfeccionando esa maravillosa fusión de música, instrumentos y voces.

La Gala fue presentada por la Fundación Valta Thorsen.