Blowfly Park

0
10

-O La Oscuridad de la razón-

Dentro del panorama que el cine sueco ofrece en este Festival de Pantalla Pinamar 2015 se pudo apreciar la ópera prima del también coreógrafo Jens Östberg, quien construye a partir de una espiral de información creciente la dramática circunstancia que sobreviene a la desaparición de Alex, amigo del protagonista de este film, Kristian Keskitalo, ex jugador de hockey y actual maestro de jardín, quien comienza a partir de este episodio a actuar de manera errática e irracional, oscilando entre la violencia y la indulgencia.
Su interacción posterior, tanto con estudiantes secundarios como con la esposa de su mejor amigo a quien lo une una relación afectiva no del todo elaborada, y con el padre de Alex, no hacen más que acentuar esta angustiosa y desesperante necesidad de Kristian de resolver el oscuro presente que trae concomitancias de un pasado no del todo elaborado.

Cine dramático con tonos de thriller psicológico, va desgranando la intimidad del protagonista en un entorno de incomunicación, violencia y la erección de una solapada impunidad que acosa ferozmente en esta densa atmósfera de vacío y oscuridad las encrucijadas emocionales de este sensible antihéroe interpretado por Sverir Gudnason, a quien resulta difícil clasificar y por lo tanto empatizar o rechazar.

La deshumanización de Gudnason va en paralelo con el paisaje frío y desolado omnipresente a lo largo de todo el film en el que la noche se adueña de los cuerpos y de las emociones y los interrogantes perduran una vez que la pantalla se ha apagado.