Es un sentimiento

0
19

La obra de Bernardo Cappa atraviesa ya su tercera temporada, presentándose los sábados a las 22:30hs en Andamio´90. Una obra que reflexiona sobre la pasión del futbol, lo propio y lo ajeno y las distintas hebras del ser nacional.

Es un sentimiento cuenta la historia de Mario (Guido Losantos), un publicista argentino que luego de vivir en Europa durante años decide volver a la Argentina para mostrarle a su pareja Hedda (Lara Sol Gaudini),  a quien conoció en su estadía europea, lo que es vivir un día argentino.  Su madre (Silvia Villazur) prepara todo para recibirlo en su casa de La Matanza e invita a “Sombra” (Fernando De Rosa), un amigo de la familia integrante de la barra brava de Almirante Brown, para que prepare el asado. Sin embargo no resulta el momento ideal para la bienvenida, ya que Virgi (Carla Appella) vive un momento difícil con un jefe de una de las facciones de la barrabrava con quien estaba de novia. Desde ese marco parte esta obra que se inscribe entre códigos futboleros, barrio, hinchadas y pasión, con grandes dosis de humor.

La obra refleja, parodia, rescata y reflexiona distintos aspecto de lo que se puede llamar la “cultura del aguante”. Se revelan allí los componentes de violencia que se entremezclan en el folclore futbolero: la pasión por los colores permanentemente oscilando entre el amor y la locura, pero también el barrio, el compañerismo y la argentinidad detrás de todo eso. Eso de lo que nos quejamos pero que a la vez forma parte nuestra esencia, eso que el personaje de Mario intenta rescatar o recuperar tras su estadía por Europa y que, a la vez, banaliza en la comparación con la superioridad de los “países desarrollados”. Esa difícil tarea a la que se exponen los artistas de reflexionar sobre los sentimientos y a su vez de cargar lo intelectual de pasiones y sentir como todo el tiempo estamos cruzando el límite entre la cercanía y la lejanía.

En ese contraste que se genera en la obra ante la llegada de los dos visitantes con pasado europeo se exponen y se cruzan las costumbres hechas carne, los valores, la patria y esa necesidad de que exista un nosotros y un ellos, cuando hay experiencias y rasgos propiamente humanos que trascienden fronteras.

Esa dinámica que plantea esta pieza permite que lo que podría ser catalogado como una comedia, ya que sin dudas contiene escenas notables e hilarantes, con diálogos y gestos que contagian la risa entre los espectadores, también alcance momentos de un profundo dramatismo que eleva definitivamente a esta obra y potencia notablemente la carga emotiva, lo inesperado y la calidad de la propuesta.

Para ello resulta fundamental la plasticidad, la calidad y talento de cada uno de los actores, no sólo en la gran interpretación y composición de cada personaje, sino también y fundamentalmente por la calidad en la trasmisión de las emociones y en hacer carne esos sentimientos que van atravesando la obra. Por ejemplo la destacada participación de Fernando de Rosa dando vida al personaje de “Sombra” consolidando una performance excelente a nivel interpretativo, corporal y emocional.

La escenografía a cargo de Felix Padrón posee una condición mimética respecto a una casa de barrio, no recurriendo tanto al recurso de la sinécdoque ni al simbolismo, sino con múltiples elementos de carácter realista trabajando y ocupando integralmente el espacio de la sala. El diseño de vestuario de Paola Delgado también trabaja sobre este eje realista, apuntalando la personalidad de los distintos personajes también desde la selección del acompañamiento estético de cada uno.

El doble trabajo de Bernardo Cappa en la dirección y en la dramaturgia es realmente destacable, fundamentalmente por el naturalismo que logra en la puesta, construyendo personajes y situaciones que hablan por sí mismas y que fluyen y desenlazan sin fricciones. Logra además un gran manejo de los climas y sentimientos dentro de la obra que incluye momentos comiquísimos y otros de gran densidad dramática.

Realmente una obra muy destacable, que juega con los códigos del barrio, del futbol con lo que nos enorgullece y lo que nos apena, con la expresión de lo propio y la pasión como un telón que lo cubre todo, como un trapo que hay que aguantar, como esa bandera que nos identifica y nos aleja.

 

Ficha técnica

Actores: Carla Appella (Virgi), Fernando De Rosa (Sombra), Lara Sol Gaudini (Hedda), Guido Losantos (Mario) y Silvia Villazur (Lisandra). Diseño de Escenografía: Felix Padron  Diseño de Luces: Claudio Alejandro del Bianco. Diseño de Vestuario: Paola Delgado.  Diseño Gráfico: Sebastian Morgodoy. Diseño Sonoro: Atilio Baez – Damian Ferraro.  Fotografía de Programa y Afiche: Florencia Trincheri  Asistencia de Escenografía: Mauro Petrillo – Matias Villegas. Prensa: Correydile  Asistente de Dirección: Belen Biniez – Mariana Gonzalez Muggeri. Dramaturgia y Direccion: Bernardo Cappa. Funciones: Sábados 22.30 hs, Andamio´90, Paraná 660, CABA.