#pantallaPinamar 2015: Marie Kroyer o La Passión de María

0
7

 

Basada en la novela de Anastassia Arnold ( Baladem om Marie, 1999) The Passion of Marie de Billie August (“Con las mejores intenciones“) se pudo ver ayer en Pantalla Pinamar. La historia está centrada en la vida de uno de los mayores pintores impresionistas de Dinamarca, su hermosa mujer e hija. Peder Severin Krøyer (1851-1909), quien además de estas condiciones excepcionales para el arte, carecía de coherencia emocional en el ámbito de lo privado. Locura, amor, y un exceso de dominación hacia su mujer, son algunas de las características de este gran artista.

El film esta centrado en el drama que resulta de vivir junto a él. Porque además de esposa y madre, Marie, desea ser una artista, sentirse viva y amada. Esto la lleva a elegir precipitadamente a un hombre del cual quedara embarazada, con lo que dicha actitud generaba en la sociedad. Lo que a posteriori le quitará la tenencia de su hija. Porque antes que nada su mayor lucha fue recuperar su libertad.

A unas actuaciones excelentes de Birgitte Hjort Sorenser, Soren Sætter-Lassen, se suma el fotógrafo Dirk Brüel y el director de arte Soren Schwartzberg, el mix necesario, que permite traducir el espíritu impresionista de Kroyer, su vida, sus pasiones, sus contradicciones, y su contexto histórico social

 

Con una trayectoria en teatro y Tv, la protagonista del film dijo en conferencia de Prensa, que toda vez que ella representa a un personaje histórico debe respetar ciertas reglas, pero esto no implica, que no exista “un espacio para la interpretación de la individualidad artística que llevamos dentro”.

Habló de su trabajo, y del modo en que lo aborda, apelando a movilizarse con datos sobre la realidad, fotografías de época e historia. Por otra parte, dijo- que su trabajo con Bille August fue algo que fluyó desde el inicio, por lo que estaba muy relajada a la hora del rodaje. En relación al trabajo con la niña que fue tan importante, resultó fácil, porque es una niña muy disciplinada. Lo bueno es que esta relación ayudó a recuperar esa espontaneidad propia de los niños, que es imposible de predecir, y que enriquece el film. Por otra parte la sensación de estar adentro de esas prendas ( un vestuario increíble) influyó mucho en el modo de caminar, de pararse… de respirar.

Podrá verse otro trabajo de Birgitte Hjort dentro de la programación de Pantalla Pinamar Por orden de desaparición, con un director, que es una especie de Tarantino nórdico, y ella allí es la esposa de un gánster. Seguramente será una nueva sorpresa que nos depara este Festival